Jefe de inteligencia de Venezuela implicado por EEUU en caso Antonini

MIAMI (AFP) – Fiscales del gobierno estadounidense implicaron al director de inteligencia de Venezuela en el caso del maletín con 800.000 dólares del empresario estadounidense-venezolano Guido Antonini Wilson, a quien llamó por teléfono a Miami en dos ocasiones, según revelaron este viernes.

El director de inteligencia de Venezuela, bajo el nombre encubierto de “Arvelo”, llamó a Antonini el 6 de noviembre para decirle que estaba al tanto de sus “preocupaciones” por el escándalo del maletín que intentó ingresar clandestinamente a Argentina, y que esas preocupaciones estaban siendo atendidas, según documentación a la que accedió la AFP.

El jefe de la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip) de Venezuela es el general de brigada Henry Rangel Silva.

Antonini recibió de parte de agentes encubiertos venezolanos una oferta de 2 millones de dólares si accedía a ocultar el origen y destino del dinero que le fue incautado el 4 de agosto a su llegada a Buenos Aires, indicó el fiscal estadounidense Thomas Mulvihill el lunes en la corte de Miami.

Según pruebas del FBI, el dinero que transportaba Antonini era para la campaña electoral de la hoy presidenta argentina Cristina Kirchner.

Otra llamada del jefe de inteligencia venezolano tuvo lugar el 18 de noviembre, otra vez bajo el nombre de “Arvelo”, para informar a Antonini que el abogado venezolano Moisés Maiónica (ahora detenido en Miami acusado de ser agente encubierto de Venezuela) le aconsejaría la estrategia para encubrir los hechos.

El 6 de noviembre a las 18H02 Moisés Maiónica habló por teléfono con Antonini y le informó que “el hombre que lo llamó más temprano” y “se identificó como ‘Arvelo’ era el director de la Disip”, dice la acusación.

Un gran jurado estadounidense presentó el jueves la acusación contra cinco supuestos agentes encubiertos de Venezuela que intentaban encubrir en Miami el papel del gobierno de Hugo Chávez en el caso de los fondos clandestinos.

La acusación final presentada por los fiscales federales, a diferencia de todas las denuncias previas, omitió referirse a la campaña de un candidato presidencial en Argentina como destino de los fondos. Esta vez sólo mencionó a un “destinatario previsto” de los 800.000 dólares.

Cristina Kirchner había considerado las denuncias en la justicia estadounidense como “una operación basura” para dañar las buenas relaciones de su gobierno con el de Chávez.

Las denuncias de los fiscales federales tensaron las relaciones entre los gobiernos de Argentina y Estados Unidos.

El documento completo de la acusación, firmado por el fiscal federal del sur de la Florida Alexander Acosta, el fiscal adjunto Mulvihill y Clifford Rones, del departamento de Justicia, fue difundido este viernes con la narración de los hechos que llevaron a la detención de cuatro personas.

Los venezolanos Moisés Maiónica, Franklin Durán y Carlos Kauffmann; y el uruguayo Rodolfo Wanseele Paciello están detenidos por este escándalo internacional.

Otro venezolano, Antonio José Canchica Gómez, acusado también de agente encubierto para tapar los hechos, está prófugo.

Según consta en la causa, los acusados se reunieron entre mediados de agosto y diciembre varias veces con Antonini, que tiene residencia en Miami.

En esos encuentros le hicieron saber que altos funcionarios de Venezuela, en especial de la vicepresidencia, del servicio de inteligencia y del ministerio de Justicia, estaban preocupados por la derivación del caso, y buscaban que no se conociera el papel del gobierno venezolano en el envío de los fondos.

Mientras, el vicepresidente venezolano, Jorge Rodríguez, desmintió este viernes que el detenido Moisés Maionica sea asesor de su despacho.

En el primer encuentro con Antonini , el 23 de agosto en el restaurante Jackson’s Steakhouse, de Fort Laudardale (norte de Miami), “Durán informó a Antonini de la identidad del destinatario previsto de los 800.000 dó

You must be logged in to post a comment Login