Los organizadores del Abierto de Australia lucharán contra la corrupción

MEBOURNE, Australia (AFP) – Los organizadores del Abierto de Australia de tenis adoptaron medidas anticorrupción para impedir las apuestas ilegales y los partidos amañados, anunció este viernes la Federación Nacional de Tenis.

Estas medidas consisten en la creación de una línea telefónica encargada de recoger informaciones sobre intentos de corrupción, la prohibición de utilizar ordenadores portátiles en la pista y el refuerzo de las condiciones de seguridad para limitar el acceso a los jugadores.

La instauración de este plan anticorrupción se lleva a cabo en un momento en que se han registrado apuestas sospechosas sobre varios partidos este año y en que varios jugadores revelaron haber sido contactados para perder voluntariamente un encuentro.

El presidente de la Federación Australiana de Tenis, Steve Wood, explicó que se tomarán sanciones, que irán desde una multa a una prohibición de por vida, contra los jugadores o entrenadores que no respeten las normas fijadas.

Aquellos que no cumplan las normas podrían ser condenados también a penas de prisión, pues la corrupción es condenable a 15 años de prisión en el Estado de Victoria (sudeste).

“No pensamos que nuestro deporte esté roído por la corrupción, pero reconocemos que una amenaza pesa sobre la integridad del tenis”, señaló Wood.

El Abierto de Australia, que se celebrará del 14 al 27 de enero, es el primer Grand Slam que integra semejantes medidas y marcará la entrada en funcionamiento de la Comisión anticorrupción de la Federación Australiana de Tenis, presidida por Brian Collins. El ex detective Sal Perna se encargará de las investigaciones.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login