Complacido hijo de mexicana asesinada en Chile por fallo contra autores

Por Rafael Croda
Notimex

Santiago.- Ernesto Lejderman Avalos, hijo de la mexicana María del Rosario Avalos y del argentino Bernardo Lejderman, quienes fueron ejecutados en Chile bajo la dictadura de Augusto Pinochet, celebró el fallo contra los militares autores de ese crimen.

"Consideró que fue un fallo ejemplificador, que condena a los tres responsables materiales de la ejecución de mis padres, y es un gran avance, a pesar de que le faltó incluir al responsable intelectual de ese asesinato", dijo Lejderman a Notimex.

La Corte de Apelaciones de Santiago condenó esta semana a diez años de cárcel a los ex oficiales del ejército Fernando Polanco Gallardo, Luis Fernández Monje y Héctor Vallejos, por el homicidio de la mexicana María del Rosario Avalos y del argentino Bernardo Lejderman.

El fallo contra los autores de ese crimen, cuyo 34 aniversario se cumplió el 8 de diciembre, dejó absuelto al responsable intelectual, el oficial Ariosto Lapostol, quien en ese entonces era jefe del Regimiento Arica, donde partió la orden de asesinar a la pareja.

Ernesto Lejderman Avalos, quien se encontraba con sus padres al momento de la ejecución, cuando tenía dos años de edad, dijo que si bien Lapostol fue absuelto "lo importante es que los autores materiales fueron condenados y los conceptos del fallo".

Los conceptos esgrimidos por la Corte de Apelaciones de Santiago aluden a tratados internacionales y a crímenes de lesa humanidad, lo cual "es muy importante para todos aquellos que hemos sido víctimas de las violaciones a los derechos humanos".

Lejderman Avalos, de 36 años, quien tiene las nacionalidades argentina y mexicana, consideró que lo "más triste" del proceso es que el Consejo de Defensa del Estado (CDE) de Chile sostiene la tesis de que el crimen ya prescribió.

El CDE, organismo jurídico que tutela los intereses del Estado chileno, podría incluso apelar una parte del fallo que establece una indemnización de 300 millones de pesos, unos 600 mil dólares, para Lejderman Avalos.

"Me siento muy agredido por esta postura del CDE, no por el monto económico, sino porque es un argumento burdo", dijo.

El homicidio de los padres del joven ocurrió el 8 de diciembre de 1973, cuando una patrulla militar del Regimiento Arica localizó en un área rural del norte de Chile al matrimonio Lejderman-Avalos y en una cueva ejecutó a la pareja.

En 1971, el joven matrimonio había viajado a Chile, atraído por el triunfo electoral del socialista Salvador Allende y la Unidad Popular, y el 4 de junio de ese año nació Ernesto (nombre en honor al "Che" Guevara) Yoliztly (movimiento de vida en náhuatl).

Meses después de su llegada, los esposos Lejderman-Avalos se instalaron en la ciudad de Vicuña, en la región de La Serena, 520 kilómetros al norte de Santiago, donde se vincularon con el gobernante Partido Socialista y realizaron trabajo comunitario.

Cuando Pinochet perpetró el golpe de Estado, el 11 de septiembre de 1973, eran dos activistas muy conocidos en la zona y sabían que su vida estaba en juego ante la ola represiva desatada por el dictador que derrocó al presidente Allende.

Rosario, Bernardo y su hijo Ernesto, de tan sólo dos años y medio, huyeron hacia el sector cordillerano de La Serena y se ocultaron en una mina abandonada en la zona de Gualliguayca, desde donde buscarían cruzar a la vecina Argentina.

El 8 de diciembre de 1973, una patrulla militar integrada por efectivos del Regimiento Arica de La Serena los localizó tras torturar al campesino Luis Horacio Ramírez

You must be logged in to post a comment Login