Cuba enfrentará en 2008 importantes desafíos políticos

Por Francisco Ramírez
Notimex

La Habana.- Cuba enfrentará en 2008 dos desafíos políticos importantes: cómo ejercerá su liderazgo el convaleciente líder Fidel Castro y la evolución del conflicto con Estados Unidos en el último tramo de la administración de George W. Bush.

Otro reto de no menor importancia es cómo repercutirá en su futuro la evolución de los acontecimientos en Venezuela, con vitales nexos económicos con esta isla, después que el presidente Hugo Chávez vio colapsar su referendo constitucional socialista.

Castro, quien no ha sido visto en público desde el 26 de julio de 2006, quedó técnicamente habilitado para una sexta reelección como presidente de los Consejos de Estado y de Ministros al ser nominado candidato a diputado en las elecciones del 20 de enero próximo.

Esa posibilidad la tiene por aspirar a ocupar uno de los 614 asientos de la nueva Asamblea Nacional (para igual número de candidatos), aunque sólo luego de constituida se sabrá si sus colaboradores deciden elegirlo como presidente por otros cinco años.

Algunos analistas sostienen que el líder de 81 años de edad podría quedar en el futuro como referente histórico y orientador del proceso y alegan que lo más importante ahora es determinar si el gobierno acometerá los cambios anunciados.

Así como observar cuál será el ritmo y alcance de las notificadas transformaciones.

Los posibles cambios se atribuyen a la gestión del presidente interino Raúl Castro, quien el 26 de julio pasado demandó mayor control y disciplina, erradicar deficiencias, errores, actitudes burocráticas e indolencias y admitió que se mantiene la crisis económica.

Llamó a cuestionar "cuanta cosa hacemos, en busca de realizarla cada vez mejor", así como "transformar concepciones y métodos que fueron los apropiados en su momento pero han sido superados ya por la propia vida", para hacer ajustes "estructurales" e impulsar la economía.

"Si las nuevas autoridades estadunidenses dejan por fin a un lado la prepotencia y deciden conversar de modo civilizado, bienvenido sea. Si no es así, estamos dispuestos a seguir enfrentando su política de hostilidad, incluso otros 50 años, si fuera necesario", dijo.

Las ofertas de solucionar el conflicto La Habana- Washington, último rezago de la Guerra Fría, naufragaron por la negativa de la Casa Blanca a aceptar el diálogo y su insistencia en promover una "transición hacia una forma democrática de gobierno" en la isla.

Así las cosas, hasta noviembre de 2008 el gobierno isleño tendrá que lidiar con el último año de mandato de Bush, quien en octubre pasado lanzó el mensaje de que en la actualidad la palabra de orden sobre Cuba no es "estabilidad" sino "libertad".

En su cuarto discurso sobre Cuba durante su mandato, Bush exhortó a los miembros del Ejército, la policía y los aparatos de seguridad, a respaldar a los cubanos que se levanten para demandar su libertad y reafirmó que proseguirá el embargo económico a este país.

"Me temo que este discurso pueda servir en algunos aspectos a los sectores que aquí están poniendo obstáculos a la política de cambio", declaró el economista disidente Oscar Espinosa Chepe, para quien el embargo ha sido un "fracaso".

Un indicador de cómo podrían transcurrir los próximos 12 meses lo dieron las maniobras militares, con empleo de aviación de guerra y tanques,

You must be logged in to post a comment Login