El Salvador: mentiras ¿nacionales?

En las constantes visitas oficiales del presidente salvadoreño a sus colegas podemos constatar que para cada uno de ellos prepara una mentira. Recordemos su visita a la cumbre de las Américas adonde habla del derecho de las libertades y hasta propuso en otro contexto dedicar el siguiente año a la juventud.

Sus declaraciones desbordan pasiones y surge el apoyo de los otros mandatarios. Derecho de las libertades: llenáramos este artículo de incontables casos de violación a estos derechos, por ejemplo, en los gobiernos del país no se ha realizado alguna consulta popular, aún en decisiones trascendentales como la dolarización, la privatización de la banca nacional y de los servicios básicos y esenciales a la seguridad nacional, los subsidios del combustible o los afrentosos “paquetazos”? económicos.

En cuanto a los jóvenes, ¿De qué juventud habla?, ¿De la que persiguen los del plan Súper Mano Dura? ¿De los jóvenes que se gradúan de médicos, ingenieros, abogados, etc. y abandonan el país por falta de oportunidades? ¿De los pandilleros producto de la violencia estructural que ha llevado al país? ¿De todos aquellos niños desamparados socialmente que solo esperan llegar a los doce y emigrar a los Estados Unidos?

Si de esa juventud que olvidó él y sus antecesores todos estos años atrás. El mes pasado en su visita a Estados Unidos, el presidente salvadoreño le imploró ayuda a Bush usando el gastado tema de la amenaza comunista en el país. En esta ocasión rogaba para que emanaran palabras del desacreditado presidente del norte en contra de la oposición salvadoreña y poder usarlas en su permanente campaña electoral.

¡Un momento! Pero y esa actitud del mandatario, ¿No se trata esto de pedir ayuda partidista, siendo aún presidente de su país? ¿No se trata esto de pedir injerencia extranjera en asuntos partidarios? ¡El colmo! Al visitar al presidente del Brasil: casi se disfraza de socialista y hasta hablaban el mismo lenguaje en cuanto a programas sociales se refiere, la red solidaria, la alianza por la familia, etc., etc.

Pero ¿que no dice la última encuesta de la UCA que el 85% de los salvadoreños quieren un cambio de rumbo en el país? Y lo que es mas grave: el 65 por ciento de ellos no quieran quedarse a esperar ese cambio y prefieren emigrar. Regresa a nuestro engañado país: con promesas, premios de partido político a partido político, aunque la mentira oficial? diga que de Gobierno a Gobierno, a seguir con su campaña electoral permanente y preparar la siguiente visita y la siguiente mentira.

Me decía un buen amigo, —en los momentos que reflexiono sobre el cinismo y descaro del Gobierno actual de El Salvador— que los salvadoreños en general somos nobles y de buena fe. Estaría de acuerdo con esto, si no fuéramos un pueblo engañado, abusado, burlado y tratado como un pueblo ignorante. ¡Basta de mentiras gubernamentales!

El Dr. Leonel Flores es un científico investigador residente en Maryland.

You must be logged in to post a comment Login