La piñata tiene un significado religioso y festivo.

Aunque de origen no bien definido, La Piñata" ha ido perdiendo su asociación religiosa y en la actualidad es considerada, principalmente, como símbolo de diversión y entretenimiento en temporada navideña y otras festividades.

La piñata no se reserva a la cultura latina, pues personas de todas las nacionalidades y procedencias, se turnan para golpearla.

A lo largo del tiempo, desde el siglo XIV, y dependiendo del lugar donde se realiza, La piñata" ha recibido múltiples modificaciones en tamaño, color y sobre todo, en formas.

De acuerdo con varios historiadores, se presume que ésta apareció primeramente en las celebraciones del Año Nuevo Chino y que fue el viajero Marco Polo quien la llevó a Italia. Fue ahí que adoptó el nombre de pignatta" (olla frágil), dándole un sentido religioso y ajustándola a las fiestas de la cuaresma.

Marco Polo relató haber visto, en China, figuras de bueyes y vacas cubiertas de papel de colores que los nativos de la región golpeaban con un palo. Cuando éstas se rompían, dejaban caer semillas.

Dichas semillas eran quemadas y repartidas entre la gente para atraer las buenas cosechas para el siguiente periodo agrícola. Se cree que esta costumbre pasó a Europa en el Siglo XIV. En esa época, durante la cuaresma en Italia, se les entregaba a los campesinos una Pignatta" u olla repleta de regalos.

Los europeos vincularon a la piñata con las celebraciones de la Cuaresma y así, el primer domingo de ese periodo litúrgico, se transformó en el "Domingo de la Piñata".

La costumbre se propagó a casi todas las regiones de España, donde la Cuaresma adquirió el carácter de fiesta.

Aunque la costumbre de romper la piñata existía en Europa, ninguna de esas tradiciones adornaba sus ollas. Es la tradición mexicana la que le dio su colorido a La Piñata", así como variadas formas.

A principios del Siglo XVI, los misioneros españoles usaron la piñata dentro de su proceso para evangelizar a los indígenas del Nuevo Mundo. Durante esta época colonial, estos tomaron una tradición indígena que se realizaba constantemente, la de romper varias ollas de barro en honor a sus dioses.

Esta costumbre indígena consistía en colocar varias ollas de barro, de diferentes tamaños, adornadas con plumas y pintadas de llamativos colores, llenas de diversos objetos que al romperlas con un palo abortaban los contenidos, a manera de ofrendas, a los pies de los dioses indígenas.

Los misioneros Españoles tomaron esta tradición indígena y la transformaron para sus propósitos evangélicos, un símbolo entre el bien y el mal. En la tradición nueva, el indígena le pegaba a la piñata en un afán por acabar con el demonio, el mal.

Es por eso que la piñata tradicional mexicana tiene forma de estrella de siete picos, cada pico representa uno de los siete pecados capitales: soberbia, lujuria, gula, ira, avaricia, pereza y envidia, según estipula la Iglesia Católica.

La piñata" que actualmente conocemos es una construcción netamente artesanal hecha con una olla de barro o de cartón, a la cual se le van pegando capas de papel que de acuerdo a la idea y talento del artesano irá tomando la forma deseada.

Dentro de la religión católica, se debe de romper con un palo que representa la fortaleza y fuerza de Dios, y al romperse, caen dulces o frutas con las que estaba rellena. Estas son las recompensas y dones que reciben los cristianos por vencer al pecado.

De esta forma, se

You must be logged in to post a comment Login