Las Grandes Ligas gozan de buena salud a pesar de la sombra del dopaje

MIAMI (AFP) – La salud económica de las Grandes Ligas y la consagración de los Medias Rojas de Boston en la Serie Mundial fueron los hechos más salientes del 2007, un año donde la lucha contra el dopaje siguió su curso con nuevas revelaciones y sanciones para los infractores.

Pero a pesar de las suspensiones para la próxima temporada de Mike Cameron (Padres, 25 juegos), el dominicano José Guillén (Reales, 15) y Jay Gibbons (Oriles, 15), y el proceso legal contra el ‘Rey del Jonrón’ Barry Bonds, las Grandes Ligas generaron este año seis mil millones de dólares en ganancias.

La saga de los laboratorios BALCO y una investigación de más de 20 meses por parte del ex senador George Mitchell, pusieron al deporte del bate en la mira de muchos.

El informe de 300 páginas elaborado por el político reveló que decenas de peloteros utilizaron esteroides durante la última década, entre los cuales los astros Bonds y Roger Clemens.

El año termina con el sonado caso de Bonds, recordista histórico con 762 jonrones y quien se declaró inocente el 7 de diciembre ante un juez federal de los cargos de perjurio y obstrucción a la justicia en una investigación por el escándalo de dopaje promovido por BALCO.

No obstante, los fanáticos del béisbol pudieron disfrutar de una Serie Mundial excelente en la que los ‘patirrojos’ barrieron 4-0 a los sorprendentes Rockies de Colorado.

Los Medias Rojas ganaron el título divisional del Este en la Liga Americana, mientras que los Rockies lograron en un juego extra el comodín en la Liga Nacional, Quince días antes nadie le daba posibilidades de avanzar a los playoffs.

A pesar de la barrida fue un clásico emotivo y que, como siempre, contó con buena presencia de jugadores latinoamericanos, siendo el boricua Mike Lowell el ganador del MVP (Jugador Más Valioso), luego de ayudar a su equipo a conquistar la segunda corona en los últimos cuatro años.

La salud económica de este deporte permitió otra vez ofrecer jugosos contratos en la agencia libre, destancado los de Alex Rodríguez (Yankees, 10 años y 275 millones de dólares), el dominicano Francisco Cordero (Rojos, 4 años y 49 MD), Lowell (Boston, 3 y 37,5 md), el también boricua Jorge Posada (Yankees, 4 y 52,4 MD) y Torii Hunter (Angelinos, 5 y 80 MD).

Otros seis latinos fueron premiados con el Guante de Oro, destacando el receptor boricua Iván Rodríguez (Tigres), su compatriota Carlos Beltrán (Mets, jardinero), los dominicanos Plácido Polanco (Tigres, 2b) y Adrián Beltré (Marineros, 3b), el colombiano Olrando Cabrera (Angelinos, ss) y el venezolano Johan Santana (Mellizos, lanzador).

En tanto, los premios más importantes del béisbol fueron recibidos, en la Liga Americana por Alex Rodríguez (MVP), el pitcher C.C. Sabathia (Indios, Cy Young), Dustin Pedroia (Boston, Novato) y Eric Wedge (Indios, Mánager).

En la Liga Nacional, los honrados fueron Jimmy Rollins (Filis, MVP), el lanzador Jake Peavy (Padres, Cy Young), Ryan Braun (Cerveceros, Novato) y Bob Melvin (Rockies, Mánager).

En el plano de las decepciones emergió la eliminación por tercera ocasión consecutiva de los Yankees, esta vez en la primera ronda frente a los Indios de Cleveland por 3-1.

En las antípodas aparece el título logrado por la selección de Estados Unidos en la Copa Mundial de béisbol que se disputó en Taiwán, donde la novena del Tio Sam venció en la final a la poderosa Cuba 6×3.

El equipo de las ‘barras y la estrellas’ estuvo integrado en su mayoría por jugadores profesionales de las Ligas Menores.

Un

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login