Bolivia: incendian casa de legislador oficialista en reducto opositor

LA PAZ (AFP) – El domicilio de un legislador boliviano oficialista, fue incendiado en la ciudad de Santa Cruz, cabeza visible de la oposición al presidente Evo Morales, en una nueva escalada de la confrontación que sacude el país.

Este nuevo episodio de violencia ocurrió en la madrugada de este domingo, cuando la casa del constituyente del Movimiento Al Socialismo (MAS), Carlos Romero, fue atacada por un grupo de jóvenes supuestamente afines al influyente Comité Cívico Cruceño, bastión de la oposición al mandatario izquierdista.

Romero es uno de los los políticos más influyentes en el partido del primer mandatario; su actuación fue fundamental para que la Asamblea Constituyente aprobara una nueva Carta Magna con la que el Morales se propone refundar Bolivia, pero que es resistida por cinco regiones del país y cuya cabeza visible es la pujante Santa Cruz (este).

"Estamos impactados porque consideramos que es una actitud cobarde, criminal, fascista y preparada porque era un grupo de jóvenes en camionetas, radiotaxis y automóviles con vidrios oscuros" relató Romero a la cadena Erbol.

Dejó entrever que la acción está destinada a "amedrentar a quienes piensan de diferente manera que los líderes civiles" y que es el resultado de una "lista negra que circula en esa ciudad en la que daban muerte civil a algunas personas" calificadas de traidoras. Su domicilio fue pintado con la palabra "traidor".

Romero acusó de la acción a un "grupo de fascistas que se esconden detrás de gremios corporativos y que hablan a nombre de la cruceñidad, que tienen amarrados una serie de negocios por los cuales gozan de privilegios" y que responden con la represión hacia las personas que denuncian esas irregularidades y salen en defensa de los sectores excluidos en Santa Cruz".

El vicepresidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Luis Núñez, en una entrevista con la red Erbol, negó la acusación de que los atacantes pertenecieran al grupo radical denominado Juventud Cruceñista e instó a Romero a presentar pruebas antes la policía y la fiscalía para sustentar su denuncia.

El atentado contra la casa de Romero se produjo horas después de que el jefe de Estado pronosticara en una comuna minera del altiplano que "la próxima revolución, asi como en El Alto, se producirá en Santa Cruz" acusando a los líderes de ese departamento de oponerse a que su gobierno trabaje por el desarrollo de la región.

Morales se refirió a lo acontecido en octubre de 2003, cuando la ciudad de El Alto, aledaña a La Paz, encabezó la denominada "Guerra del Gas" en contra de la política del entonces presidente conservador, Gonzalo Sánchez de Lozada, que pretendía vender gas a Estados Unidos a través de puertos chilenos.

El conflicto terminó con la fuga de Sánchez de Lozada hacia Estados Unidos y con un saldo de 60 muertos y cientos de heridos.

Seis de los nueve departamentos de Bolivia rechazan las últimas determinaciones del gobierno y amenazaron con una resistencia civil a la política gubernamental, que para muchos analistas políticos pone al país en el umbral de una guerra civil.

La analista política cruceña Helena Argirakis afirmó que los conflictos en Bolivia se han dado "coyunturalmente en torno a la autonomía, al recorte de un impuesto petrolero a las regiones y de territorialidades específicas, pero que el fondo gira en torno a la naturaleza, distribución, composición y exclusividad del poder".

"La batalla de fondo todavía no se

You must be logged in to post a comment Login