Chávez viaja a Caracas para preparar recepción de rehenes tras visita a Cuba

LA HABANA (AFP) – El presidente de Venezuela, Hugo Chávez avivó la esperanza por la liberación de tres rehenes de la guerrilla colombiana de las FARC, al asegurar que afinará la "fórmula" para recibirlos cuando retorne a Caracas, este mismo sábado, tras concluir una visita a Cuba.

Chávez, que este sábado cumplió una intensa agenda en Santiago de Cuba, anunció que viajará esta misma noche a Venezuela donde -según dijo el viernes-, revisará el mecanismo de recepción de los rehenes pues es una "operación delicada".

"Ya tengo elaborada alguna fórmula para recibirlos", había dicho el jefe de Estado venezolano en la ciudad de Cienfuegos, centro de Cuba.

Las marxistas FARC ordenaron liberar a Clara Rojas (secuestrada en febrero de 2002 con la política franco-colombiana Ingrid Betancourt), su hijo Emmanuel nacido en cautiverio, y la ex congresista Consuelo González.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) señalaron que los tres serán entregados a Chávez como un "desagravio" luego de que el 21 de noviembre el presidente Alvaro Uribe canceló su mediación en el canje humanitario de unos 45 rehenes por 500 rebeldes presos.

Chávez cerró su visita a la isla con una visita a Santiago de Cuba, 900 km al sureste de La Habana, con la firma de 14 acuerdos para el desarrollo de millonarios proyectos en energía -sobre todo petróleo-, alimentos y minería, y creación de tres empresas mixtas en petroquímica y cemento.

"Somos un solo territorio", manifestó el presidente venezolano, en el acto en un hotel de Santiago, donde refrendó los acuerdos con el presidente provisional de Cuba Raúl Castro.

En Santiago de Cuba, segunda ciudad del país, visitó el histórico cuartel Moncada, asaltado por Fidel Castro en 1953, lo que dio inicio a la revolución que lo llevó al poder en 1959.

"El sigue dando la batalla, el siempre dará la batalla. El nunca morirá porque está en tí, está en mí, venció la muerte. Hombres como Fidel no mueren", le dijo Chávez a una mujer que le pidió llevarle aliento al líder cubano.

Castro, quien convalece desde hace 17 meses de una enfermedad intestinal que lo obligó a ceder el poder a su hermano Raúl, "está bien" y "es de los hombres que nunca morirán", dijo Chávez, quien se reunió con su "padre ideológico" dos horas y media el jueves.

El mandatario venezolano llegó temprano a Santiago y recorrió, a bordo de un jeep militar junto a Raúl Castro, las calles de la ciudad, entre miles de banderas cubanas y venezolanas, y pancartas en que se leía: "Bienvenido, querido presidente".

"Es muy importante esta visita para estrechar los lazos entre nuestros países, quiero exhortar a los países de Latinoamérica para que se unan. ¡Viva Fidel!, ¡Viva Chávez!", dijo Magalys Barroso, entre el bullicio de la gente.

El presidente venezolano también rindió honores en la tumba del héroe nacional José Martí, en el cementerio Santa Ifigenia.

Chávez presidió el viernes, junto con Raúl, la IV Cumbre de Petrocaribe, donde abrió la vía para que los países miembros paguen con bienes y servicios el petróleo de su país, como hace Cuba, y propuso la creación de un fondo para proyectos de desarrollo de energía alternativa.

Esta fue la tercera vez que Chávez viajó a Cuba en los últimos dos meses y la novena en que

You must be logged in to post a comment Login