Declaraciones contradictorias en proceso contra Arca de Zoé en Chad

París.- Una de las responsables de la organización francesa Arca de Zoé intentó este sábado justificar la pretensión de sacar de Chad a 103 niños, mientras el sudanés acusado de complicidad admitió haber conducido a unos 60 menores a la asociación.

Ambas declaraciones se dieron en el segundo día de audiencias en la Corte Criminal de N´Djamena, Chad, que lleva el proceso contra seis franceses, tres chadianos y un sudanés por intento de secuestro de 103 niños sudaneses, estafa, fraude y falsificación de documentos.

Los miembros de Arca de Zoé enfrentaron este sábado a sus intermediarios chadianos y sudanés, a quienes Eric Breteau -fundador de la organización-, acusó de mentir ya que les aseguró que los niños eran huérfanos de la región sudanesa de Darfur.

Emilie Lelouch, responsable de la organización, reforzó la acusación de Breteau, al defender que el objetivo de la operación era "evacuar a niños huérfanos de padre y madre de la conflictiva Darfur", según reportes del diario francés Le Monde, en su página web.

La mujer aseguró que nunca se entrevistó con padres, sólo con autoridades de los pueblos, y que siempre se presentaron a los niños como sudaneses.

Ante los seis franceses acusados, los tres chadianos y el sudanés de la asociación se defendieron de todo, y sólo éste último reconoció que era suya la firma en los documentos que certificaban la orfandad de 63 niños procedentes de Darfur.

Souleimane Ibrahim Adam, sudanés de 57 años de edad y refugiado en Chad, dijo haberse "equivocado" y que sabía que la casi totalidad de esos niños tenían padres chadianos vivos.

Otro intermediario, Moktar Fadoul, citado por la defensa de los franceses como simple testigo, dijo haber tenido la misión de ir a la ciudad chadiana de Tine, en la frontera con Sudán, a buscar niños huérfanos de Darfur.

Un testigo, Mahamat Eritero, presentado por Breteau como "principal intermediario" de la misión en Tine, aseguró ser sólo un "conductor", sin embargo después de la audiencia fue puesto a disposición de la Fiscalía General y llevado a prisión.

Los 10 acusados, que enfrentarían condenas de entre cinco y 20 años de trabajos forzados, fueron detenidos a finales de octubre pasado cuando intentaban sacar de Chad a 103 niños sudaneses, de entre uno y 10 años de edad, a bordo de un avión que los llevaría a Francia.

La Corte Criminal N´Djamena citó a nueva audiencia para el próximo lunes.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login