El Salvador vive en medio de cánticos ambiente previo a la Nochebuena

Por Arely Muñoz
Notimex

San Salvador.- En medio de un ambiente lleno de cánticos, los salvadoreños viven los ajetreos propios de la época en la cual miles de personas se preparan para la fiesta en la cual celebrarán en familia el nacimiento del Niño Jesús.

Las presentaciones de villancicos en los centros comerciales y los atrios de las parroquias católicas que rodean a San Salvador añaden un poco de magia y alegría a miles de personas que, como todos los años, hacen "milagros" con sus presupuestos en esta temporada.

La difícil situación que vivió la familia salvadoreña por el elevado incremento de la canasta básica -y de todos los productos en general-, no ha detenido el entusiasmo de la población que debió usar más tiempo e ingenio en buscar los mejores precios.

"Busco los precios más baratos", dijo a Notimex, Ana de Jesús Arévalo, quien compra en uno de los miles de puestos de ventas informales en esta capital.

Comentó que espera encontrar al menos "un recuerdito" -regalo pequeño-, para los niños de su familia con quien compartirá la Nochebuena.

Arévalo trataba de comprar una gallina y regatea a la vendedora un precio más barato para ver si le alcanza el dinero que lleva para comprar los demás insumos que ocupará para preparar la cena navideña.

"Hoy no se puede dar el lujo de ir a centros comerciales", comentó contando el dinero una y otra vez mientras asegura que pese a la difícil situación económica que vivió durante 2007, "no podemos dejar celebrar la llegada de nuestro Niño Jesús".

"Hay que socarse (ajustarse) los pantalones, eso es todo, pero debemos celebrar siempre el nacimiento del Niño Dios", destacó convencida de que conseguirá todo con su escaso dinero.

La tradición en este país es cenar con pollo en salsa -pero si se cuenta con presupuesto para un pavo, mucho mejor- el cual se acompaña con arroz, chocolate caliente y algún postre.

Este fin de semana el comercio vive un ajetreo extraordinario, donde miles de apuradas personas con enormes bolsas se confunden entre adornos multicolores para crear un espectáculo sin igual.

Los personajes de Santa Claus y la Sagrada Familia junto a las presentaciones de coros dan el toque final al ambiente navideño, que si se quiere es mágico, y contagia con alegría a toda la población.

La Navidad también es sinónimo de solidaridad, por lo que este fin de semana las campañas lanzadas por medios de comunicación, instituciones privadas y de gobierno entregarán a miles de niños con pocos recursos económicos regalos y comidas para celebrar.

En los asilos de personas adultas también se organizan convivios con los internos, donde el ambiente es más bien de nostalgia ya que muchos ancianos expresan dolor por sentirse abandonados por sus familias.

El arzobispo de San Salvador, Fernando Sáenz Lacalle, pidió a los fieles católicos a ser solidarios con los que no tienen, al tiempo que criticó el consumismo que vive la sociedad salvadoreña.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login