El Rey de España recuerda hermandad con Iberoamérica en discurso navideño

MADRID (AFP) – El rey Juan Carlos I de España destacó la "hermandad con todos los países y pueblos iberoamericanos" en su tradicional discurso de Navidad, en el que defendió la Constitución española y pidió unidad para "luchar contra el terrorismo".

"Este es un momento asimismo para reafirmar nuestros sentimientos de hermandad con todos los países y pueblos iberoamericanos", afirmó el monarca español, en su discurso televisado en Nochebuena a todo el país.

"Para subrayarles de corazón nuestra cercanía, nuestra admiración y respeto hacia sus respectivas y sólidas identidades y, sobre todo, nuestra apuesta solidaria por su futuro. Nada de lo que afecta a América nos es ajeno", dijo don Juan Carlos desde el Palacio de la Zarzuela, flanqueado por un árbol de navidad y un nacimiento.

El monarca, que reiteró la apuesta de España por la integración europea, recordó que "nuestros vínculos con muchos países se han estrechado y ampliado con el gran número de inmigrantes venidos a España en un afán de mejora personal y familiar, que también contribuyen a nuestra prosperidad y que mucho valoramos".

Don Juan Carlos volvió un año más a apelar a la "unidad" en la lucha contra el terrorismo y en la defensa de la Constitución española de 1978 "concebida para integrarnos a todos".

"Unidad y diversidad se vertebran en nuestra democracia como conceptos que nos definen y que, debidamente integrados en el marco constitucional que nos hemos dado, nos han permitido y permiten progresar como gran nación", dijo el Rey, tras un año de revisión de algunos estatutos de autonomía en busca de más autogobierno.

"Necesitamos cuanto antes una cultura de unidad que haga efectivo el compromiso de todos los demócratas para acabar con el terrorismo", dijo, seis meses después que la organización separatista armada vasca ETA decretara en junio pasado el fin oficial del alto el fuego permanente que declaró en marzo de 2006.

El terrorismo, "sus crímenes, amenazas, extorsiones siguen presentes. Suponen un inaceptable ataque a nuestros derechos y libertades", afirmó, recordando el atentado de ETA contra el aeropuerto de Madrid-Barajas del 30 de diciembre de 2006, en el que murieron dos ecuatorianos, y su último asesinato de dos guardias civiles en el sur de Francia el primero de diciembre.

El fin del terrorismo "es un objetivo urgente e imperativo para el Estado, un deseo de los ciudadanos, una obligación de todas las fuerzas democráticas y un deber frente a las víctimas y sus familias", añadió.

El monarca reclamó, además, a las fuerzas políticas "mayores esfuerzos para alcanzar el necesario consenso en los grandes temas de Estado", tras un año en el que los dos principales partidos, el gobernante Partido Socialista, y el opositor Partido Popular (PP, derecha) no han dejado de mostrar sus discrepancias en prácticamente todos los temas.

You must be logged in to post a comment Login