Llevan misterio y polémica en Howard Hughes a ser hombre de película.

El empresario, productor, piloto y director de cine estadounidense Howard Hughes, quien diseñó un avión con el que disminuyó a siete horas y 28 minutos el tiempo de viaje entre Estados Unidos y Europa y dio la vuelta al mundo en menos de cuatro días, nació hace 102 años.
Fue famoso por sus hazañas en el aire, y por haber construido aviones como el Hughes H-1 y el hidroavión Hercules; pero sus excentricidades, manías, y su comportamiento estuvieron motivados en gran medida por padecer un trastorno obsesivo-compulsivo TOC.
Howard Robard Hughes Jr. nació el 24 de diciembre de 1905 en Houston, Texas, y murió el 5 de abril de 1974. Hijo de Allene Gano y Howard Hughes, estudió en el California Institute of Technology de Pasadena y en el Rice Institute of Technology de Houston.
A los 17 años de edad, tras la muerte de su padre, abandonó los estudios y se hizo cargo de la empresa familiar, la Hughes Tool Company, productora de piezas de perforadoras utilizadas en los pozos de petróleo.
Después de dedicarse un tiempo a la empresa de la familia, el cineasta, se trasladó a Hollywood donde produjo "Los Angeles del infierno" (1930) y "Scarface, el terror del hampa" (1932).
Para 1935, gracias a su impresionante afición por la aeronáutica, diseñó un avión con el que batió el récord de velocidad y posteriormente disminuyó a siete horas y 28 minutos el tiempo de viaje entre Estados Unidos y Europa. Después dio la vuelta al mundo en avión en menos de cuatro días.
En la década de los años 40, el empresario compró la aerolínea TWA y fundó Hughes Aircraft Company. Fue un importante promotor para llevar a Estados Unidos a la era de los aviones de reacción, y trascendió sus planes para construir el avión más grande del mundo: el hidroavión Hércules.
En esa época también adquirió la productora cinematográfica RKO, además de invertir en la construcción inmobiliaria, en la hotelería y en establecimientos de juegos.
De carácter serio y reservado, Hughes fue protagonista de un sonado escándalo cuando se descubrió que su autobiografía, publicada en varios periódicos y revistas, era falsa y fue escrita sin su consentimiento.
Durante los últimos años de su vida, cambió constantemente de domicilio con el objetivo de pasar inadvertido. Su salud decayó a principios de los años 70 y finalmente murió el 5 de abril de 1976.
Dejó una herencia estimada en dos billones de dólares, por la que también hubo serios problemas legales.
En 2004 fue distribuida una reedición de un famoso best seller, "El aviador", de Charles Higham, publicado en 1993 y que la mirada atenta de Scorsese capturó de inmediato para plasmar en la pantalla grande lo esencial de la historia de un personaje siempre envuelto por el misterio y el aura del mito.
En dicho libro, sus memorias fueron rescatadas de un archivo de Texas, más la detallada investigación de Higham, el autor del libro.
La recabación de información realizada por el biógrafo, apunta a que el excéntrico millonario hasta el final de sus días jugó un papel decisivo no sólo en los ámbitos de la aviación y el cine, sino también en la esfera política.
Indica que un año antes de su muerte, el 5 de abril de 1974, Hughes logró que se esfumaran todos los documentos reveladores sobre sus relaciones con la CIA.
Además de los rastros del dinero negro que ganó procedente de contratos con la agencia de inteligencia, a la que suministr&oacute

You must be logged in to post a comment Login