Rehenes de las FARC pasarán otra Nochebuena lejos de sus familias

CARACAS (AFP) – Los tres rehenes de las FARC, cuya liberación se aguardaba como inminente, pasarán una nueva Nochebuena lejos de la familia mientras se suman señales desalentadoras desde Caracas, donde la actividad oficial estaba paralizada, y en Bogotá sus allegados seguían esperando un llamado para viajar.

La senadora colombiana Piedad Córdoba, quien pasó el fin de semana en Caracas, regresó a su país este lunes y dijo que los rehenes “no van a ser liberados antes de Navidad”.

“Ellos no han aparecido y de momento no hay nada. Por eso regresé”.

Junto con el presidente venezolano Hugo Chávez, Córdoba fue mediadora en la búsqueda del intercambio de 45 rehenes de las FARC por 500 guerrilleros presos hasta que el mandatario colombiano Alvaro Uribe los cesó en esa labor el 21 de noviembre.

Entre los rehenes canjeables figura la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, de nacionalidad colombiana y francesa, así como tres estadounidenses contratistas del departamento de Estado, y decenas de políticos, policías y militares.

La liberación de Clara Rojas, quien fue fórmula presidencial de Ingrid Betancourt, su hijo Emmanuel, y la ex congresista Consuelo González, fue anunciada por las FARC hace una semana, en un comunicado fechado el 9 de diciembre.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) indicaron que entregarían los rehenes al presidente Chávez, o a quien éste designe, en gesto de “desagravio” luego de que fuese cesado en su mediación.

La presidencia venezolana no tiene actividades previstas para este 24 de diciembre y no hay agenda en palacio, indicó un vocero.

Tampoco hay actividades previstas en cancillería ni en el ministerio de Información.

Se espera que Chávez pase la Nochebuena con su familia en el estado de Barinas, cerca de la frontera con Colombia.

Chávez regresó a Venezuela la madrugada del domingo, luego de una semana de gira en Uruguay y Cuba para afinar detalles del plan para recibir a los liberados en lo que calificó como una “operación delicada”.

Córdoba señaló el fin de semana en Caracas que la persistencia de operativos militares en Colombia “puede dar lugar a que de pronto se pueda atrasar” la liberación.

El gobierno colombiano rechazó sus declaraciones. “No hay ningún tipo de operación militar orientada a impedir que los secuestrados sean puestos en libertad”, dijo el alto comisionado para la paz, Luis Carlos Restrepo.

Las fuerzas armadas y policía de Colombia realizan en forma continua operaciones militares contra los grupos insurgentes que operan en varios sectores del país. El gobierno no ha informado sobre una eventual orden de alto el fuego.

La zona fronteriza ha mantenido en los días recientes sin mayor despliegue militar ni del lado venezolano ni del colombiano, comprobaron periodistas de la AFP.

“No hay nada nuevo, ni hay más presión militar de Colombia”, comentaron militares en el puesto fronterizo de Arauca, 510 km al suroeste de Caracas.

Sin embargo, pese a la cercanía de la Navidad la mayoría de los oficiales asignados a la zona fronteriza permanecen aún en sus destacamentos, señaló una fuente militar.

Esa zona fue recorrida el fin de semana por Juan Carlos Lecompte, marido de Ingrid Betancourt, quien realizó una travesía en avión por las selvas colombianas lanzando miles de fotografías de los hijos de Betancourt como regalo de Navidad y cumpleaños (el 25 de diciembre) para su esposa.

Compungido porque Betancourt, en cautiverio desde 2002, desconoce el rostro de sus hijos, Lecompte alquiló un pequeño avión con dinero que le donó el cantante francés Renaud, y sobrevoló durante el fin de semana los inhóspitos departamentos colombianos de Vaupés, Guainia y Guaviare, donde según versiones de lugareños estaría recientemente la política franco-colombiana.

You must be logged in to post a comment Login