Emociona a paraguayos saludo de Benedicto XVI en idioma guaraní

Asunción.- La feligresía católica paraguaya recibió este lunes con emoción la bendición Urib et Orbi de parte del Papa Benedicto XVI, quien desde Roma saludó por primera vez en lengua guaraní a la nación de este país suramericano.

"Ko Navidad árape che maitei a me"e pee"me (en esta Navidad les transmito mi saludo), dijo el Pontífice al dar este martes su tradicional bendición de Navidad desde El Vaticano, donde miles de feligreses se congregaron en la Plaza de San Pedro.

El saludo papal llenó de emoción a miles de católicos paraguayos que a partir de las 08:00 hora local (11:26 GMT) siguieron por televisión el acto religioso que se realizó en El Vaticano.

Esta fue la primera vez en que un Papa bendice desde Roma a Paraguay en guaraní, declarada lengua oficial del país junto al español, aunque su antecesor Juan Pablo II pronunció varios discursos en ese idioma indígena, durante su visita que realizó en 1988.

En Paraguay, en tanto, el arzobispo de Asunción, Pastor Cuquejo, celebró este martes la tradicional misa de Navidad, oportunidad en la cual reafirmó su llamado a construir un nuevo orden social, "sin promesas incumplidas, ni trampas, ni sueldos injustos".

En la eucaristía, que se realizó en la Catedral Metropolitana del centro histórico de esta capital, el prelado instó a hacer fuerza de amor entre todos los paraguayos en una patria que "quiere sentir el amor de Dios".

Apuntó que los acontecimientos históricos "nos hablan de la necesidad de vivir plenamente el don de la vida, de la esperanza, de la fe, desde donde nace la fuerza que los cristianos deben vivir para que se produzca la transformación tan ansiada".

Cuquejo resaltó que la inequidad siempre estuvo presente en la historia de la humanidad y los paraguayos la sienten "en varias formas esclavizantes, de promesas incumplidas, de mentiras permanentes, de trampas por todos los lados, de sueldos injustos".

También de "de niños que vagan por las calles, de adolescentes y jóvenes que no tienen una visión clara del futuro, y tal vez ni conozcan lo que es el futuro para ellos porque se encuentran solos con familias destruidas, desorganizadas, descompuestas", añadió.

El arzobispo de Asunción exhortó a desalojar esas desigualdades, "primero de los corazones, para que la sociedad sea libre de toda impiedad".

"La Navidad debe ser de liberación total de todas las opresiones humanas y espirituales, está en nuestras manos revertir el orden de cosas que ya no queremos que nos opriman, está en nuestras decisiones marcar un nuevo rumbo en la historia" del país, concluyó.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login