Exodo interno en EU por leyes de gobiernos locales

Por Francisco Trujillo
Notimex

Dallas.- La promulgación por parte de los gobiernos estatales y locales de estrictas leyes para combatir la inmigración ilegal, ha generado una nueva corriente migratoria dentro de Estados Unidos.

En el último año, miles de indocumentados radicados en entidades o comunidades que han adoptado leyes y ordenanzas hostiles a la inmigración, han dejado esos lugares para reubicarse en sitios de trato más benigno y donde puedan sentirse más seguros.

"Se está dando un nuevo padrón de asentamientos como consecuencia de las leyes locales y estatales de inmigración", dijo a Notimex Jeanne Batalova, del Instituto de Política en Migración, con sede en Washington y que analiza el movimiento de personas en el mundo.

"Muchas ordenanzas contra la inmigración indocumentada no han entrado en vigor al ser frenadas por las cortes, pero el hecho de que esas comunidades apoyen tales regulaciones ha causado que los inmigrantes dejen muchos de esos sitios", explicó Batalova.

Aún cuando los especialistas carecen de datos concretos sobre la proporción de este nuevo éxodo, si existen indicadores que dejan en claro esta tendencia.

Un ejemplo de ello es el estado de Oklahoma, donde se estima que más de 30 mil inmigrantes han salido en los últimos meses, como consecuencia de la Ley de Ciudadanos y Contribuyentes de Oklahoma, conocida también como "Ley 1804".

Dicha legislación, que entró en vigor el 1 de noviembre pasado, convierte en delito el transportar, albergar, esconder y contratar a inmigrantes ilegales y penaliza en todo Oklahoma rentar un apartamento o casa a una persona indocumentada.

La ley elimina además los beneficios y subsidios gubernamentales a los indocumentados, en los referente a la atención a la salud y bienestar social, excepto en emergencias y servicios humanitarios. Miguel Rivera, director de la Coalición de Clérigos Latinos y Líderes Religiosos (Conlamic) -organización que busca frenar en las cortes la aplicación de la ley-, dijo que muchas familias de inmigrantes han salido de Oklahoma hacia sitios como Texas e Illinois.

Otras entidades que han aprobado severas leyes para desalentar la inmigración ilegal, como Georgia, Colorado y Arizona, comienzan a registrar también un éxodo de indocumentados.

Organizaciones defensoras de los inmigrantes reportan que cientos de familias han dejado el estado de Georgia y se han mudado a Florida o a las Carolinas, desde que en julio pasado se aprobara una ley estatal que es considerada como una de las más duras en el país.

La legislación niega los servicios de salud pública a indocumentados y obliga a los empleadores a verificar el estatus migratorio de los nuevos trabajadores.

En Colorado, donde la policía estatal ha sido autorizada para detener indocumentados y los empleadores están obligados a verificar el estatus legal de sus trabajadores, las nuevas leyes han provocado que los migrantes dejen los campos abandonados. "Muchos inmigrantes han dejado Colorado por otros estados que los reconocen como buenos trabajadores y ciudadanos", dijo Julien Ross, coordinador de la Coalición de Derechos de los Inmigrantes de Colorado.

"El éxodo de Colorado ha tenido consecuencias profundamente negativas en nuestra economía y en la misma fibra de nuestra sociedad", indicó.

La escasez de mano de obra registrada este año en esa entidad motivó a que agricultores y autoridades diseñaran un plan para remplazar a los trabajadores indocumentados con prisioneros de las cárceles estatales.

Las nuevas leyes an

You must be logged in to post a comment Login