Fujimori rechaza haber ordenado guerra sucia contra subversión en Perú

LIMA (AFP) – El ex presidente peruano Alberto Fujimori declaró este miércoles que bajo su gobierno (1990-2000) sólo dictó grandes lineamientos y directivas basadas en el principio del "soldado amigo", pero que jamás trazó estrategias antiterroristas y que menos ordenó una "guerra sucia" contra la subversión.

Interrogado por su defensor César Nakazaki, Fujimori, de 69 años, sostuvo que en la década pasada no elaboró "planes, ni operaciones militares en ningún nivel (porque) el presidente tiene mando pero no comando y no entra en planes militares que por lo demás no entiende".

"Siempre señalé grandes lineamientos y directivas, el presidente no señala estrategias ni dice cómo se van a aplicar; eso corresponde a la esfera militar", apuntó al precisar que nunca ordenó una política de guerra sucia y de exterminio contra los grupos armados.

Fujimori admitió que durante su gobierno se cometieron excesos de parte de los militares pero que no ordenó que se implantara una guerra sucia o de exterminio a los grupos alzados en armas, porque eso era contradictorio con la orden suya impartida a mediados de 1991 de combatir a la subversión dentro de la ley y con "pleno respeto a los derechos humanos".

El ex mandatario basó su versión en que una orden de exterminar, arrasar a un pueblo o desaparecer a subversivos tiene que hacerse por escrito y no verbalmente. "Todo tiene que estar por escrito y en ningún momento se dio orden de asesinatos o desapariciones", remarcó.

En un receso de la séptima audiencia del juicio por violación de derechos humanos, uno de los abogados de la parte acusadora, Ronald Gamarra, comentó que el interrogatorio al acusado por parte de su defensor fue como "un regalo de Navidad" para que Fujimori destaque los éxitos de su gobierno y trate de desvincularse de los crímenes del Grupo Colina.

Fujimori responde desde el 10 de diciembre por las matanzas de Barrios Altos (1991) y la Universidad de La Cantuta (1992), ambas en Lima y que provocaron la muerte de 25 personas a manos del escuadrón de la muerte denominado Grupo Colina.

La acusación busca establecer si Fujimori ordenó o encubrió la acción de este escuadrón conformado por militares, mientras la defensa busca demostrar que no estaba al tanto de las acciones de ese grupo. De ser encontrado culpable podría ser condenado a 30 años de cárcel.

El ex mandatario negó tajantemente haber tenido conocimiento del grupo Colina en los años en que se cometieron las matanzas.

"No tenía la menor información de este grupo; no he conocido nada", remarcó al puntualizar que nadie le mencionó sobre la formación de este grupo. "Absolutamente nadie me informó", enfatizó.

Fujimori explicó que su política antisubversiva se basó en el principio del "soldado amigo" que consistía en privilegiar las "operaciones no militares sobre las militares" buscando el apoyo de la población para derrotar a la guerrilla maoísta Sendero Luminoso y el guevarista Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA).

"El objetivo era recobrar la confianza de los sectores marginados con acciones como construcción de escuelas", refirió al indicar que anteriores gobiernos priorizaban el uso de las armas.

De esa manera, añadió, se logró desterrar la idea de que "el mejor terrorista era el terrorista muerto" aunque admitió que quedó algún rezago de esa forma de pensar durante su régimen.

Fujimo

You must be logged in to post a comment Login