Liberación de rehenes de las FARC es cuestión de horas

CARACAS (AFP) – La liberación de tres rehenes de la guerrilla de las FARC era una cuestión de horas este miércoles luego de que Colombia dio su acuerdo a un plan elaborado por el presidente Hugo Chávez y los insurgentes para recoger a los cautivos en la selva.

Tras la rápida aprobación de Colombia al plan, el gobierno de Venezuela afinaba los últimos detalles logísticos para lanzar el operativo, que depende en parte de las condiciones metereológicas en la zona.

Esta sería la primera liberación de rehenes canjeables de las FARC en más de un lustro.

Según el plan acordado por Chávez y las guerrillas, aviones y helicópteros venezolanos ingresarán a Colombia transportando a representantes de una media docena de gobiernos (Francia, Argentina, Brasil, Cuba, Ecuador y Bolivia), así como a miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja.

Entre los emisarios internacionales se encuentran el ex presidente Néstor Kirchner y el canciller Jorge Taiana por Argentina, el asesor presidencial brasileño Marco Aurelio Garcia, el ex ministro ecuatoriano Gustavo Larrea y los embajadores de Francia y Cuba en Caracas.

Colombia designó al alto comisionado para la paz, Luis Carlos Restrepo, como su delegado en esta misión.

La caravana llegará a Villavicencio (95 km al este de Bogotá) y de allí los helicópteros recogerán en un sitio no especificado a los rehenes para trasladarlos a Caracas, explicó Chávez.

La operación estará a cargo del ex ministro del Interior venezolano Ramón Rodríguez Chacín.

Las FARC anunciaron a mediados de diciembre su decisión de liberar a Clara Rojas (44 años, rehén desde hace casi seis años), su hijo Emmanuel (3), nacido en cautiverio, y la ex congresista Consuelo González (57), secuestrada desde 2001.

Los rehenes serán entregados a Chávez o a quien éste designe, en gesto de “desagravio” por el cese que el gobierno colombiano hizo a su mediación por un acuerdo humanitario en Colombia.

Chávez dijo que supo de la decisión de liberación antes de que se divulgase el comunicado de las FARC, que está fechado el 9 de diciembre, pero “no me correspondía a mí” hacer pública esa información, precisó.

“En lo que se hizo público, comenzamos a trabajar y avanzar”, indicó.

El mandatario venezolano dijo desconocer quiénes serían los guerrilleros que entregarían a los rehenes y si el jefe de las FARC, Manuel Marulanda, alias Tirofijo, estaría allí.

La senadora colombiana Piedad Córdoba, quien medió junto con Chávez por el canje humanitario, llegó a Caracas este miércoles y estuvo presente en la parte final de la rueda de prensa ofrecida por el mandatario.

Chávez indicó además su disposición a retomar la mediación por un intercambio humanitario en Colombia “pasando por alto todo lo que ha ocurrido”, en referencia al duro intercambio de epítetos entre él y Uribe tras su cese como mediador.

En la conferencia de prensa, Chávez pidió a la política colombo-francesa Ingrid Betancourt -también en cautiverio- que tenga “coraje” y prometió que seguirá trabajando para lograr la liberación de todos los secuestrados de las FARC.

Dijo además tener informes de que los tres rehenes que serán liberados “están bien de salud”, y sobre Betancourt señaló que “creemos que está bien, que no está grave”.

Betancourt formaba parte, junto con tres estadounidenses y decenas de policías, militares y políticos colombianos, de un grupo de 45 rehenes que las FARC estarían dispuestas a intercambiar por 500 guerrilleros presos.

Desde Bogotá Iván Rojas, hermano de Clara y tío de Emmanuel, calificó este miércoles como “buenísima” la fórmula de Chávez, pero criticó el hecho que los liberados sean luego trasladados a Caracas, porque significaría “un desgaste” para ellos.

“Definitivamente estamos felices, contábamos con esta respuesta, contábamos con el apoyo del gobierno colombiano y estamos muy, muy felices”, dijo por su parte María Fernanda Perdomo, hija menor de

You must be logged in to post a comment Login