Culmina 2007 como un año para América Latina de revelaciones y calma

Por Rubén Barrera
Notimex

Más allá de la encendida retórica oficial que enfrentó a algunos gobiernos y las crisis internas que por momentos parecieron desbordarse, 2007 fue un año de calma y revelaciones en Latinoamérica y el Caribe.

Distantes parecen haber quedado las crisis económicas de años recientes, así como algunos de los temores manifestados en el pasado sobre el rumbo de la región, la cual, en opinión de algunos expertos, parece haber ingresado a un proceso de maduración política.

Tal maduración se ha traducido en un pragmatismo como resultado del cual, el giro de una ideología a otra a partir de la elección de nuevos gobiernos ha dejado de convertirse en un foco potencial de inestabilidad o de conflictos internos.

Para el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) José Miguel Insulza, un aspecto de este proceso es cómo las autoridades y sociedades aceptan la voluntad manifestada en las urnas, aun por cerradas que resulten las contiendas.

"Lo que me llama más la atención es que la gente se extrañe que los resultados electorales tan estrechos, sean aceptados", dijo.

Apuntó que si bien en muchas ocasiones los resultados electorales "se sufren, se padecen, se dicen cosas, pero se aceptan".

Para el chileno le relativa tranquilidad de los sucesivos comicios y los cambios de guardia en los países donde hubo citas electorales, es quizás el sello que distinguió este año a los países del área.

"Yo diría que 2007 en el hemisferio fue un buen año desde el punto de vista político", dijo Insulza en entrevista, quien calificó como "democráticos" todos estos procesos, en la mayoría de los cuales la OEA ha tenido misiones de observación.

En el año que concluye se celebraron elecciones en cinco países de la región, la mayoría de ellas de tipo legislativas, y solo en Argentina hubo cambio de gobierno.

Peter Hakim, presidente de la agrupación de análisis Diálogo Interamericano, coincidió con Insulza en su evaluación, pero además hizo notar la ausencia este año de un tema dominante, como había sucedido en años anteriores.

Recordó que el año pasado el tema dominante fue el curso que podría tomar la región frente al espectro de un mayor número de gobiernos de izquierda, y antes, el inicio del boom económico dominó.

En contraste, dijo, este año se presentaron temas "menores", que si bien generaron atención, no tuvieron mayor trascendencia para la estabilidad de la región.

"Hubo referendo en Venezuela, elecciones en Argentina, hubo una variedad de temas, pero no hubo un tema dominante este año. Si tranquilidad es un mérito, éste año ha sido más tranquilo", dijo.

Bolivia y Ecuador generaron atención por las crisis políticas que enfrentaron y continúan padeciendo en el caso del primero.

Otros, como Colombia, continuaron inmersos en el violento ciclo derivado del conflicto interno con la guerrilla y paramilitares.

El caso de Colombia generó una renovada atención de la comunidad internacional a partir del proceso mediante el cual el gobierno busca la liberación de un medio centenar de presos políticos retenidos por la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Hakim dijo que si bien la región presenta hoy en día divisiones, confrontaciones, el deterioro provocado por ello no ha sido enorme.

"Hugo Chávez tiene su retórica (c

You must be logged in to post a comment Login