Tres días de luto nacional en Pakistán por asesinato de Bhutto

Londres.- El presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, decretó este jueves tres día de luto por el asesinato de la líder opositora Benazir Bhutto y puso en alerta máxima a las fuerzas armadas por los conatos de violencia originados tras el magnicidio.

Musharraf condenó además de manera severa el asesinato de Bhutto ocurrido este jueves al término de un mitin proselitista en Rawalpindi y llamó a la calma tras las protestas en varias ciudades del país de seguidores de la ex primera ministra.

"Pido a todos mantener la calma. El atentado es un trabajo de grupos terroristas, a quienes debemos combatir", dijo el mandatario paquistaní durante un mensaje a la nación emitido por la televisión, sin hacer mención sobre las elecciones legislativas del 8 de enero.

Musharraf calificó el asesinato de Bhutto como una "gran tragedia nacional" y exhortó al pueblo a la calma para hacer frente a esta tragedia y dolor con una renovada resolución para continuar la lucha contra el terrorismo, según la agencia paquistaní de noticias APP.

El primer ministro interino, Mohammedmian Soomro, consideró el asesinato como un "acto cobarde e inhumano de terrorismo que será investigado hasta el fondo y aseguró que el gobierno empleará todos los medios para desenterrar esta conspiración contra el país.

Según el primer ministro, los autores del atentado "no pueden ser amigos de Pakistán ni creyentes de ninguna religión".

Según APP, el gobierno paquistaní está en contacto con los familiares de Bhutto, entre ellos su esposo Asif Ali Zardari, quien vive exiliado en Dubai, así como con la dirección de su partido para facilitar y ayudar en los preparativos del funeral de Bhutto.

El otro líder de la oposición y ex primer ministro, Nawaz Sharif, quien este jueves salió ileso de otro atentado, responsabilizó a Musharraf de la muerte de Bhutto y prometió "continuar" la "guerra" de los paquistaníes.

En tanto, seguidores de la asesinada líder opositora salieron este jueves a las calles de Pakistán, sobre todo en Karachi, la provincia natal de Bhutto, donde la policía fue puesta en alerta roja tras surgir algunos disturbios.

Según fuentes policiales, al menos tres bancos, una oficina del gobierno y otra postal fueron incendiados por los partidarios del Partido Popular de Pakistán (PPK) de Bhutto.

Además, al menos 20 vehículos fueron quemados, así como numerosos neumáticos, por lo que la mayoría de los negocios y mercados de Karachi fueron cerrados.

En Jacobabad, la ciudad natal del primer ministro en funciones, fue incendiado el edificio del tribunal de Justicia y otras dependencias, mientras en Peshawar, la policía dispersó con gases lacrimógenos una manifestación celebrada tras el asesinato de Bhutto.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login