Villavicencio quedó lista para el operativo de liberación de rehenes de FARC

VILLAVICENCIO, Colombia (AFP) – La ciudad colombiana de Villavicencio quedó lista este jueves para el operativo diseñado por el presidente venezolano Hugo Chávez, en el cual se prevé la liberación de tres rehenes de la guerrilla de las FARC, indicaron autoridades locales.

El alcalde local, Héctor Caamaño, dijo que está en marcha un “plan de contingencia” para recibir a la ex candidata a la Vicepresidencia Clara Rojas, su hijo Emmanuel -nacido en cautiverio- y a la ex congresista Consuelo González, cuya entrega recibió luz verde el miércoles, al aceptar el gobierno colombiano la logística de Chávez.

“Sabemos que pueden venir enfermos y por eso estamos preparados para trasladarlos a un sitio donde recibirían atención médica. Para Villavicencio (95 km al este de Bogotá) es un orgullo recibir a personas que llevan tanto tiempo en la selva”, señaló el alcalde.

Rojas fue secuestrada el 23 de febrero de 2002 junto con la colombo-francesa Ingrid Betancourt, de quien era compañera de fórmula, mientras que González es rehén desde septiembre de 2001 y Emmanuel nació hace tres años fruto de una relación de su madre con un guerrillero.

Barbara Hintermann, jefe de la delegación del CICR en Colombia, dijo telefónicamente a la AFP que “toda la logística de nuestra parte está lista”, aunque evitó precisar cuanto tiempo tomará el operativo humanitario.

“Puede ser mañana pero eso depende de los dos gobiernos. No podemos asegurar cuánto tiempo tomará” indicó.

El plan acordado por Chávez y las FARC, anunciado el miércoles, prevé que aviones y helicópteros venezolanos aterricen en Villavicencio (350.000 habitantes) con delegados de los gobiernos de Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Ecuador y Francia, y con miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja.

Entre los garantes figura el ex presidente argentino Néstor Kirchner.

De allí, los helicópteros se desplazarán a un sitio no especificado de las selvas del sur para recoger a los cautivos y trasladarlos a Caracas.

Una vez se conoció esa fórmula, la seguridad en el aeropuerto Vanguardia y sus alrededores fue reforzada, especialmente con policías del Escuadrón Móvil de Carabineros, dedicado a operaciones anti-insurgencia.

“Son decenas de policías y están aquí con la misión de hacer vigilancia permanente”, declaró a la AFP un oficial que participa en el dispositivo y que requirió el anonimato.

Tres anillos de seguridad fueron desplegados dentro y en los alrededores de la terminal por parte, además, del Ejército, el servicio de inteligencia (DAS) y la Fiscalía, precisó el alcalde.

A unos 50 metros de la entrada al aeropuerto se instaló un retén donde vehículos y ocupantes son requisados, y se prohibió el ingreso de periodistas, que se cuentan por decenas.

En el resto de la ciudad -epicentro de la región de los Llanos Orientales- la vigilancia es normal y no hay presencia del Ejército en las calles.

Villavicencio es la capital del departamento de Meta, enclavado en una vasta región que se extiende al sureste y donde se ejecuta el Plan Patriota, una campaña financiada por Estados Unidos iniciada en 2004 con 17.000 militares y presentada como la mayor ofensiva contra las FARC en cuatro décadas.

El aeropuerto Vanguardia recibe sólo vuelos nacionales y presta servicios de aerotaxis hacia pueblos apartados de los Llanos y la Amazonía. Su pista fue ampliada recientemente a 2.000 metros, pero no opera en la noche.

Villavicencio registró este jueves una temperatura de 30 grados centígrados y los pronósticos meteorológicos advierten de lluvias aisladas para los próximos días en la ciudad y las regiones del sureste, que no afectarían las operaciones aéreas.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) anunciaron la liberación unilateral de los rehenes a mediados de diciembre como un acto de “desagravio” a Chávez, a quien Bogotá cesó abruptamente en su mediación para un canje de al menos 45 secuestrado

You must be logged in to post a comment Login