Capitán de los Pumas califica de vergüenza situación del rugby en Argentina

BUENOS AIRES (AFP) – Agustín Pichot, capitán de la selección argentina de rugby, calificó de "vergüenza" la situación en la que se encuentra eeste deporte en la nación sudamericana, en declaraciones publicadas este viernes en los principales diarios de Buenos Aires.

"Que el rugby argentino esté viviendo lo que está viviendo es una vergüenza. Es increíble lo que está pasando", denunció el capitán de Los Pumas en una entrevista con el diario La Nación.

"Hay una mala dirigencia y no se ven soluciones. No se entiende, no se soporta que el rugby argentino viva este momento. Es una vergüenza lo de los dirigentes", insistió en otra nota con el matutino Clarín.

Las entrevistas fueron publicadas en el mismo día en que la Unión Argentina de Rugby (UAR) tenía previsto reunirse para decidir, como lo reclama la mayoría de los jugadores, si acepta la profesionalización de este deporte aún amateur en Argentina.

"Nosotros tratamos de ser coherentes, nunca cambiamos el discurso. Decidimos ser profesionales y dijimos que para competir con los mejores necesitábamos determinadas condiciones básicas. En cambio, los dirigentes argentinos (del rugby) cambian el discurso todos los días y así es difícil que pasen cosas", lamentó Pichot, jugador del Racing-Metro de Francia.

La UAR se reunía la tarde del viernes para discutir una propuesta de limitar el profesionalismo a la selección nacional, conservando un estatus de amateur para los clubes, anticipó en noviembre pasado su presidente, Alejandro Risler.

Según la prensa argentina, la opinión no es unánime entre los dirigentes de los clubes.

De 30 jugadores integrantes de la selección argentina, 27 son profesionales pero durante el último Mundial no recibieron ningún salario, sólo una suerte de indemnización.

La reforma pensada por la UAR permitiría poner a los rugbiers bajo contrato y remediar lo que fue un motivo de conflicto en el seno de Los Pumas, a tal punto que habían amenazado con una huelga unos meses antes del inicio del Mundial-2007.

Los Pumas terminaron terceros en el Mundial-2007 luego de una victoria sobre Francia, país anfitrión, al que ya habían derrotado en el partido inaugural, y de un muy buen recorrido que había suscitado una inédita pasión en Argentina, donde el fútbol es rey.

El capitán de los Pumas, que se congratula por esta "increíble popularidad", lamentó que la selección argentina no pueda jugar en su propio país antes de mediados de 2009.

"Es una vergüenza", afirmó.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login