Esperan que las FARC liberen en breve a ex gobernador colombiano

Por Edelmiro Franco V.
Notimex

Villavicencio.- Las autoridades de la ciudad colombiana de Villavicencio esperan que la guerrilla de las FARC libere próximamente al ex gobernador del occidental departamento de Meta, Alan Jara, quien fue secuestrado el 15 de julio de 2000.

"Nos satisface que hayan elegido a Villavicencio para el proceso de liberación de los tres secuestrados, porque nosotros tenemos muchos secuestrados", como es el caso del ex gobernador Jara, dijo a Notimex el alcalde de esta ciudad, Héctor Manuel Caamaño.

El edil sostuvo que la liberación de la ex congresista liberal Consuelo González de Perdomo, la ex candidata vicepresidencial Clara Rojas y su hijo Emmanuel, que se podría concretar este viernes, abre la "esperanza para que nuestro gran amigo Jara sea liberado".

El 15 de julio de 2000, Jara fue secuestrado cuando se desplazaba en un vehículo de Naciones Unidas, en compañía de funcionarios del organismo internacional, para asistir a la inauguración de varias obras en el municipio de Lejanías, en el departamento de Meta.

Caamaño sostuvo además que en manos del grupo guerrillero hay "muchos comerciantes, ganaderos y personas de bien que han sufrido el flagelo del secuestro".

De acuerdo con cifras oficiales, además de los 45 rehenes "canjeables", las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tienen al menos 700 personas secuestradas, la mayoría de ellas comerciantes y ganaderos del sur de Colombia.

Jara forma parte del grupo de 45 rehenes en poder de la organización guerrillera, entre quienes figuran militares, policías, políticos y tres estadunidenses, la mayoría de ellos con cinco y 10 años de cautiverio.

Las FARC demandan la desmilitarización de los municipios de Pradera y Florida, en el suroccidente de Colombia, para negociar un canje de este grupo de rehenes por unos 500 guerrilleros en prisión.

Caamaño señaló, por otra parte, que en sus cuatro años de administración ha logrado darle mayor seguridad a la ciudad de Villavicencio, que es la entrada a toda la zona llanera de Colombia, y que antes era un fortín de las FARC.

"Hemos logrado controlar la práctica del secuestro y la delincuencia común. Ahora tenemos mayor seguridad en la ciudad, pero aún falta más", puntualizó el funcionario, quien fue declarado objetivo militar por parte de las FARC.

Este año, el edil tuvo que redoblar su seguridad personal, por una serie de amenazas de muerte contra él y su familia por parte del grupo guerrillero.

"El reto que tienen las nuevas autoridades, que inician el 1 de enero, es mantener la seguridad en la ciudad de Villavicencio", puntualizó Caamaño.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login