Sánchez Mayás: un ser excepcional que no conoció la envidia.

México.- El poeta, dramaturgo, literato y diplomático mexicano Fernado Sánchez Mayáns, quien falleció el jueves a los 84 años de edad, "fue un ser exepcional que no conoció la envidia y tenía una aristocracia muy grande que no distinguía clases sociales".

En entrevista con Notimex, Angela Sánchez Torres, ahora viuda del escritor, mencionó que Sánchez Máyans fue un ser que estaba en otra dimensión, pues nunca tuvo intereses de otra índole que no fueran para su trabajo de creación.

Destacó también que el hoy occiso fue un humanista y un ser extraordinario, quien recibió todos los premios y reconocimentos, así como homenajes en diversos centros culturales.

Doña Angela mencionó que fue un escritor de esos raros ejemplares humanos, tal como lo expresó en alguna ocasión el polígrafo Carlos Fuentes, al decir que "Fernando también desentierra espejos y los llena de luz".

El Nobel de Literatua 1990, el mexicano Octavio Paz, decía que Sánchez Mayáns era "dos veces poeta y dos veces amigo".

Por su parte, Jesús Pérez, yerno del finado, expresó que él "conoció mucha gente mala, pero al conocer a Don Fernando vi la otra faceta que no siempre está a la vista".

"Al conocer a Fernando Sánchez me transmitió mucha felicidad, fantasía e ilusiones, su relación marital del escritor con su esposa, era una novela de romance", añadió.

Asimismo dijo que para él, su esposa era su vida y oxígeno y que aguanto hasta lo último.

A Sánchez Mayáns le sobreviven se esposa Angela y sus dos hijas, Yovanka y Mónika Sánchez.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login