Aplicación de la pena de muerte retrocedió en 2007

Dallas.- La aplicación de la pena capital en Estados Unidos retrocedió en forma sensible en 2007 con sólo 42 ejecuciones en todo el país, el menor número de los últimos 13 años, según datos del Centro de Información en Pena de Muerte.

La disminución se debió en parte a la decisión de la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos de analizar la constitucionalidad de la inyección letal, el principal método utilizado para suministrar la pena máxima.

Estudios médicos han determinado que los reos pudieran experimentar un dolor intenso al recibir la inyección letal.

De acuerdo con las investigaciones científicas, el uso del químico "pancuronium bromide" (Pavulon), para efectuar las ejecuciones, paraliza al reo y esconde el dolor que provocan los efectos de las otras drogas utilizadas como parte de la inyección.

La acción de la Suprema Corte provocó que desde septiembre pasado la aplicación de la pena de muerte permanezca suspendida en la nación, mientras el máximo tribunal del país resuelve si la inyección letal constituye un castigo cruel e inusual que viola la Constitución.

Por este motivo, el número de ejecuciones en 2008 podría disminuir aún más.

La Suprema Corte ha programado argumentos orales sobre la constitucionalidad de la inyección letal para el próximo 7 de enero y se espera que emita una decisión final sobre ello no antes de junio de 2008.

De acuerdo con especialistas, en caso de que el máximo tribunal determine que el procedimiento es anticonstitucional, el fallo podría retrasar años la aplicación de castigo.

En tanto, las 37 entidades que aplican la pena de muerte reúnen los estándares legales necesarios para reactivarla.

Si se determina que el uso de la inyección legal es aceptable, tomará meses el fijar nuevas fechas de ejecución.

Expertos legales pronostican como muy posible que la Suprema Corte ofrezca un camino a las entidades para reactivar las ejecuciones.

La supresión temporal de la pena máxima coincide con otros desarrollos que reflejan las dudas de la sociedad estadunidense sobre la moralidad del castigo.

Este 2007 registró la primera abolición de la pena de muerte por parte de una entidad estadunidense en los últimos 42 años.

Nueva Jersey derogó formalmente este castigo el pasado 17 de diciembre al sustituirlo por el de cadena perpetua sin libertad condicional.

El gobernador de Nueva Jersey, Jon Corzine, firmó la ley de abolición y conmutó las sentencias de ocho prisioneros que se encontraban en el corredor de la muerte.

Iniciativas similares para prohibir el castigo capital, fallaron este año las legislaturas de Nuevo México, Nebraska y Montana.

Legisladores estatales en Maryland, Colorado, Carolina del Norte, Tennessee y California están considerando también abolir la pena de muerte pero aún no han interpuesto ninguna propuesta.

El 2007 será conocido como el año en que las ejecuciones experimentaron una suspensión temporal y como el año de concreta legislación para reconsiderar la pena, dijo Richard Dieter, director ejecutivo del Centro de Información en Pena de Muerte.

En los pasados 12 meses, 10 entidades realizaron ejecuciones, de las cuales Texas siguió encabezando la aplicación de la pena al realizar 26 de las 42 ejecuciones, es decir, el 62 por ciento de las efectuadas en 2007.

Texas ha efectuado 405 de las 1099 ejecuciones realizadas en todo Estados Unidos desde 1976, cuando la Suprema Corte autorizó de nuevo s

You must be logged in to post a comment Login