El alcohol es una prioridad urgente en las Américas

El consumo de alcohol en las Américas es aproximadamente un 40% mayor que el promedio mundial, según indicó a principios de diciembre una nueva publicación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
El informe evidencia que el consumo y los patrones de consumo de alcohol en las Américas se hallan ya en niveles perjudiciales y la región supera las medias globales para muchos de los problemas relacionados con el alcohol. Además, afirma categóricamente la necesidad crítica de iniciar acciones a nivel nacional para transformar al alcohol en una prioridad de salud pública en el hemisferio.
En respuesta a la pregunta de por qué el alcohol es una amenaza para la salud pública en la Región, la nueva publicación de la OPS titulada “Alcohol y Salud Pública en las Américas: un caso para la acción”, afirma que existen varias razones para considerar al alcohol una urgente prioridad.
La publicación afirma que las Américas superan a las estadísticas medias globales en muertes relacionadas con el alcohol, en consumo de alcohol, en patrones de consumo de alcohol y en trastornos por el uso del alcohol.
La principal autora de este nuevo reporte es la Dra. Maristela G. Monteiro, Asesora Regional sobre Alcohol y Abuso de Sustancias de la OPS, con quien ha trabajado un amplio panel de expertos.
A pesar de las amplias variaciones subregionales, "el valor promedio de consumo per cápita de alcohol en las Américas es de 8.7 litros, lo cual está muy por encima de la media global de 6.2 litros", afirma la Dra. Monteiro.
El informe señala que países industrializados y desarrollados como Estados Unidos y Canadá, tienen un elevado consumo per cápita (9.3 litros de alcohol puro per cápita para personas de 15 años de edad o más). Se estima -continua el informe- que (aquí) hay un 11.2% de bebedores intensos y un consumo promedio de 14.3 litros por bebedor adulto.
"El consumo excesivo episódico es especialmente prevalente entre jóvenes en varios países de la Región. El patrón de ingesta promedio entre adultos en la mayoría de los países de las Américas es de riesgo para la salud", afirma el estudio, que añade además que la mayor parte de la carga de morbilidad por alcohol en la Región recae sobre Centroamérica y Sudamérica. "Se estima que en el año 2002, el alcohol produjo la muerte de una persona cada dos minutos en la Región".
La Dra. Monteiro señala que entre los jóvenes, el alcohol es la droga predilecta. Las investigaciones sugieren que los niños están comenzando a beber ya desde los 10 años de edad. En el 2002, al menos 69.000 muertes de personas entre 15 y 29 años de edad se atribuyeron a la ingesta de alcohol.
"El alcohol no es una mercancía ordinaria", afirma la Asesora Regional de la OPS. "El alcohol es una droga con efectos tóxicos, además de otros peligros intrínsecos, como intoxicación y dependencia. Si se consume en exceso, el alcohol puede causar muerte, enfermedades crónicas, accidentes, lesiones y numerosos problemas sociales".
FUENTE: OPS

You must be logged in to post a comment Login