Mano firme de Musharraf por disturbios tras muerte de Bhutto

Londres.- El presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, ordenó este sábado a las fuerzas de seguridad tomar acciones firmes para restablecer el orden en el país ante los disturbios originados tras el asesinato de la líder opositora Benazir Bhutto.

La orden fue lanzada ante los disturbios protagonizados por seguidores de Bhutto en diversas ciudades del país, que han dejado 38 muertos y 53 heridos, además de cuantiosos daños materiales, según el vocero del Ministerio del Interior, Javed Cheema.

Durante una reunión con el ministro del Interior, el jefe del Ejército y de las agencias de seguridad, Musharraf pidió proteger las instalaciones vitales del gobierno y restablecer el orden en las calles, informó la agencia paquistaní de noticias APP.

Exhortó a las fuerzas de seguridad actuar con firmeza contra aquellas personas que quieren aprovecharse de la situación lanzándose al pillaje y el saqueo, y tomar todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de la población.

"No se puede permitir que malhechores y elementos antisociales que actúan bajo la apariencia de protestas políticas dañen las vidas y propiedades del algún ciudadano", dijo el mandatario paquistaní.

"El pillaje y el incendio de propiedades y negocios dejará a muchos sin trabajo y creará serios problemas a sus familias, por lo que no debe permitirse", apuntó.

Las autoridades estiman en decenas de millones de dólares los daños provocados por las revueltas ocurridas desde el jueves pasado cuando fue asesinada Bhutto, pues precisaron que al menos 174 bancos, 34 gasolineras, 765 comercios y 72 vagones de tren han sido incendiados.

Los disturbios más graves se han registrado en Sindh, la provincia natal de Bhuto, donde al menos 44 personas han muerto y más de 16 mil elementos de seguridad han sido desplegados para controlar la situación.

En Rawalpindi, donde ocurrió el atentado contra Bhutto, miles de simpatizantes del partido de la líder opositora se enfrentaron este sábado con las fuerzas de seguridad, mientras en Karachi el ejército tiene la orden de disparar a matar para contener la violencia.

En el marco del segundo día de duelo nacional por la muerte de la ex primera ministra, alrededor de 10 mil personas desfilaron este sábado por las calles de la ciudad de Lahore, noreste de Pakistán, gritando consignas contra el presidente Musharraf.

La ola de violencia en el país amenaza la celebración de las elecciones legislativas del 8 de enero, por lo que la Comisión Electoral de Pakistán (CEP) celebrará una reunión urgente el próximo lunes para decidir si se mantiene o aplaza la fecha de los comicios.

Según fuentes de la comisión organizadora de los comicios, existe 95 por ciento de posibilidades de posponer las elecciones.

El opositor Partido Popular de Pakistán (PPP) de Bhutto decidirá mañana domingo si participará en las elecciones o si opta por boicotearlas como lo anunció el ex primer ministro Nawz Sharif, de la Liga Musulmana de Pakistán-N.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login