Experto antidopaje asegura que todo el T-Mobile se dopó en el Tour-2006

BERLIN (AFP) – El experto en la lucha contra el dopaje Werner Franke acusó al T-Mobile de que los nueve corredores del equipo en el Tour de Francia de 2006 habían recurrido al dopaje sanguíneo, en una entrevista a una radio alemana que será difundida el martes.

"Según las informaciones de las que dispongo, todo el equipo T-Mobile pasó (por la clínica universitaria de Friburgo) y recurrieron a autotransfusiones sanguíneas", declaró Franke.

El pasado mes, el diario ‘Stuttgarter Zeitung’ había revelado que al menos cinco corredores del T-Mobile se habían desplazado a Friburgo (suroeste de Alemania) en la noche del prólogo del Tour-2006, disputado en Estrasburgo (este de Francia).

Allí habrían recibido una transfusión sanguínea, método inscrito en la lista de prohibiciones de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Sólo el alemán Patrik Sinkewitz, suspendido un año por su Federación tras un caso de dopaje por testosterona, ha reconocido haber recurrido al dopaje sanguíneo durante el Tour-2006, apenas dos días después de la exclusión de aquella carrera de Jan Ullrich, sospechoso de ser cliente del doctor español Eufemiano Fuentes, centro de la ‘Operación Puerto’.

"Estas informaciones están consideradas como tan comprometedoras que no hay por el momento ninguna investigación", lamentó el profesor Franke.

De la mano de Andreas Klöden, segundo en la clasificación general tras la desclasificación de Floyd Landis, el T-Mobile había logrado el triunfo en la clasificación por equipos del Tour-2006.

La formación alemana situó a cuatro de sus corredores entre los ocho primeros de la 7ª etapa, una contrarreloj de 52 kilómetros entre Saint-Grégoire y Rennes, en la que venció el ucraniano Serhiy Honchar, despedido en 2007 del T-Mobile tras unos análisis de sangre considerados anormales.

Tras la confesión de Sinkewitz, Deutsche Telekom decidió a finales de noviembre finalizar su participación en el ciclismo profesional.

El equipo continuará sus actividades con un nuevo nombre, High Road, y contará en su plantilla con el australiano Michael Rogers, que formaba parte del plantel del T-Mobile en el Tour de Francia de 2006.

Tanto Rogers como Klöden, que tiene contrato con el Astana, han negado siempre los informaciones que apuntaban a su implicación en casos de dopaje.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login