Familiares de secuestrados de FARC pacientes pese a demora en entrega

VILLAVICENCIO, Colombia (AFP) – Ismael Malagón, hermano de un militar secuestrado por la guerrilla de las FARC hace nueve años, cree que esperar unos días más la anunciada entrega de tres rehenes, entre quienes no está su familiar, es poco frente a la larga pesadilla de los cautivos.

"No importa que sea hoy o mañana, sino que las cosas van por el camino correcto. Hay que garantizar su seguridad", dijo Malagón a la AFP, hermano del teniente Raymundo Malagón, retenido el 4 de agosto de 1998 en un asalto al municipio de La Uribe, departamento de Meta (centro).

Malagón, un modesto comerciante de 40 años, llegó este lunes a la ciudad colombiana de Villavicencio procedente de Caracas junto con el canciller venezolano, Nicolás Maduro, y parientes del ex gobernador Alan Jara y del ex congresista Orlando Beltrán, también en poder de las FARC.

"Para las familias cinco días de espera no son nada, porque muchos de nuestros seres queridos tienen hasta diez años en la selva", señaló por su parte Claudia Rugeles, esposa de Jara.

Malagón, Jara y Deyanira Ortiz -esposa de Beltrán- estaban en Venezuela desde el pasado jueves acompañando a familiares de la ex candidata a la vicepresidencia Clara Rojas y de la ex congresista Consuelo González, a quienes las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) prometieron liberar.

El grupo armado anunció el 18 de diciembre que también entregará al gobierno venezolano a Emmanuel, el hijo de Rojas nacido en cautiverio fruto de una relación consentida de la política con uno de sus captores.

Rojas fue secuestrada el 23 de febrero de 2002 junto con su fórmula presidencial Ingrid Betancourt -que también tiene nacionalidad francesa-, mientras que González es rehén desde septiembre de 2001.

Aunque la logística fue anunciada el miércoles último y el presidente venezolano Hugo Chávez señaló que el rescate sólo tomaría 24 horas, la liberación seguía siendo incierta este lunes debido a que la guerrilla no entregó aún las coordenadas del sitio para la recuperación, según el gobierno colombiano.

Malagón indicó que, pese a la demora de la operación, los parientes de Rojas y González esperan tranquilos reencontrarse con sus familias en Caracas, como está previsto en el plan diseñado por Chávez y las FARC.

"Ellas son las personas más serenas, dicen que si han aguardado casi seis años el regreso de sus familiares, esperar tres o cinco días más no importa. Están muy tranquilas", comentó.

En Caracas se encuentran, entre otros, Clara González, madre de Rojas próxima a cumplir 77 años, y Patricia Perdomo, hija de la ex legisladora.

"Aunque sé que mi hermano no va a quedar libre en esta ocasión, acompaño este proceso porque sé que puede ser la vía para la liberación de todos los secuestrados", afirmó Malagón, quien la víspera se reunió con el ex ministro venezolano Ramón Rodríguez Chacín, coordinador general del operativo.

"Nos dijo que las cosas van por muy bueno camino, aunque no sabemos cuándo podría ocurrir la liberación. Ojalá sea en las próximas horas", afirmó.

You must be logged in to post a comment Login