Operaciones militares impiden entrega de rehenes (FARC), Colombia niega

CARACAS (AFP) – La guerrilla de las FARC informó el lunes que la liberación de tres rehenes es “imposible” por las “intensas operaciones militares”, cuya existencia desmintió el presidente colombiano Alvaro Uribe, que dijo estar listo a crear una zona “libre de operaciones militares”.

Las FARC, en un mensaje al jefe de Estado venezolano Hugo Chávez, dijeron que “los intensos operativos militares deplegados en la zona (en territorio colombiano) nos impiden por ahora entregar a usted a Clara Rojas, Emmanuel y la ex representante González de Perdomo, como era nuestro deseo”.

El comunicado de las FARC leído por Chávez en televisión sostiene que insistir en la entrega, “en estas condiciones, sería poner en grave riesgo la vida de las personas a liberar, del resto de prisioneros de guerra y de los mismos guerrilleros designados para cumplir esta misión”.

Antes de leer el comunicado, Chávez había asegurado que la operación para recuperar a tres rehenes de las FARC continúa, y no descartó recurrir a la opción de una operación clandestina.

“No se va a abortar (la operación), lo que pudiera es cambiar la modalidad. Pudiéramos hacer un cambio de formula, es decir el operativo que estamos desarrollando pudiera transfigurarse en otra opción (…), las opciones clandestinas, pero que serían también sumamente riesgosas”, dijo.

“Yo tengo razones para dudar de la palabra del Gobierno de Colombia. Y no solo yo, muchos otros gobiernos o personas que han intentado en estos años lograr un acuerdo humanitario”, añadió además Chávez.

“Un cese al fuego abriría una puerta y permitiría que se mantenga la opción (de la entrega de los rehenes a una misión organizada por Venezuela, bajo la égida de la Cruz Roja Internacional) por uno, dos o tres días más”, dijo.

Desde Villavicencio (95 km al sureste de bogotá), el presidente colombiano Uribe negó que haya “habido combates” en la zona y aceptó implantar un corredor estratégico libre de operaciones militares activas.

“En esa área general no ha habido combates”, señaló Uribe tras reunirse con los garantes internacionales de siete países que participarían del operativo para recibir a los rehenes.

Uribe asimismo anunció que su gobierno aceptó la propuesta venezolana de crear un “corredor estratégico” para que se realice allí la liberación de rehenes.

“Acabamos de aceptar (ante los garantes) que se cree ese corredor estratégico libre de nuestra parte de operaciones militares activas, para facilitar que las FARC trasladen a los secuestrados” dijo Uribe.

También afirmó que la demora de las FARC en concretar las liberaciones obedece a que en realidad la guerrilla ya no tiene al niño Emmanuel –uno de los tres rehenes a liberar– sino que se encontraría en Bogotá en un centro estatal de atención a menores desamparados.

Las guerrillas prometieron el 18 de diciembre que iban a liberar sin contrapartidas a Clara Rojas –candidata a la vicepresidente de Colombia y rehen desde hace casi seis años– a su hijo Emmanuel, nacido en cautiverio, y a Consuelo Gonzalez, una ex parlamentaria plagiada en 2001.

Pero hasta este lunes los rebeldes no han entregado las coordenadas del lugar en las selvas colombianas al que deben acudir los helicópteros venezolanos con insignias del Comité Internacional de la Cruz Roja.

En el aeropuerto de Villavicencio seguían estacionados los cuatro helicópteros designados para salir al encuentro de los rehenes en algún punto de un territorio que comprende cinco departamentos del sureste de Colombia con una extensión de 310.000 km2.

En parte de esa zona se desarrolla desde 2003 la llamada Operación Patriota, una iniciativa de Colombia financiada parcialmente por Estados Unidos para golpear territorios históricos de las FARC.

También se cumplen planes de erradicación forzada de cultivos cocaleros que, según Bogotá, financian a los rebeldes.

Las FARC retienen, en algunos casos desde hace 10 años, a más de 40 re

You must be logged in to post a comment Login