Año Nuevo en EU con bajas temperaturas y fuegos artificiales

Bajo los acordes de la tradicional canción escocesa "Auld Lang Syne" (Hace mucho tiempo), los estadunidenses recibieron el 2008 olvidándose de la fiebre preelectoral, de una atribulada economía e incluso de la guerra en Irak.

Sin embargo, lo que estuvo presente fue la sombra de los atentados de 2001, sobre todo en Nueva York, donde se implementó un amplio dispositivo de seguridad en Times Square y sus inmediaciones, sede de una de las tradicionales festividades de Año Nuevo en el país.

Las autoridades estiman que un millón de personas acudieron a Times Square la medianoche del lunes para acompañar al alcalde Michael Bloomberg en el conteo, mientras la esfera de cristal que marca la ocasión iniciaba su descenso, al cumplirse además 100 años de esa festividad.

Poco después del mediodía, las autoridades neoyorquinas cerraron las calles adyacentes al tráfico vehicular, así como las estaciones del transporte subterráneo en el área, además de prohibir el ingreso a quienes portaban mochilas, bolsas de mano de gran tamaño y bebidas alcohólicas.

En Washington, la llegada del Año Nuevo se dio en medio de bajas temperaturas, sin grandes festividades, salvo los fuegos artificiales. En algunas de las comunidades de la zona metropolitana, la fecha transcurrió en relativa calma.

Como en años anteriores, las autoridades de la zona metropolitana implementaron un programa de taxi gratuito para las personas que estuvieran indispuestas para conducir por consumir bebidas alcohólicas, a fin de reducir el riesgo de accidentes viales.

De acuerdo con el reporte del programa, conocido como "SoberRide" (Viaje Sobrio), casi 800 personas hicieron uso de él.

En Chicago, Illinois, el Año Nuevo llegó acompañado de bajas temperaturas y nieve, alcanzando las cinco pulgadas de altura en algunas zonas, provocando algunos accidentes viales de poca consideración.

Como en la mayoría de las ciudades, la ocasión fue marcada con un espectáculo de juegos pirotécnicos en el Muelle de la Marina, con una asistencia reducida a causa del mal tiempo.

En Seattle, el espectáculo de fuegos pirotécnicos en la Aguja Espacial -una de las edificaciones más atractivas de la ciudad-, se vio retrasado a causa de una falla en el sistema computarizado que controlaría su inicio, por lo que tuvieron que ser encendidos a mano.

En la ciudad de Indianápolis, Indiana, la ocasión quedó ensombrecida por el cuádruple asesinato ocurrido en un bar donde se celebraba una fiesta privada con motivo de la fecha.

En Dallas, Texas, cientos de personas se congregaron en el Parque Victoria para recibir el Año Nuevo en medio de bajas temperaturas, disfrutando de un concierto musical y un espectáculo de fuegos pirotécnicos.

En Miami, Florida, miles de personas se reunieron en el centro de la ciudad, en las inmediaciones del hotel Intercontinental para disfrutar de los fuegos artificiales en una noche cálida, que contrastó con el frío que prevaleció en la mayoría del país.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login