Guardaespaldas de la princesa Máxima, acusados de maltratar a periodistas

BUENOS AIRES (AFP) – Guardaespaldas de la princesa Máxima de Holanda, de origen argentino, maltrataron a dos periodistas cuando la esperaban en la puerta de un sanatorio de la ciudad argentina de Bariloche, denunció la reportera gráfica Alejandra Bartoliche.

“El jefe de la custodia me tomó de las axilas y me zarandeó en el aire. Me sentí muy mal. Me bajó al piso y exhibiéndome los puños me decía ‘Come on, come on’ (‘vamos’, en inglés)”, dijo a la prensa Bartoliche, de la agencia estatal argentina Télam.

La reportera aseguró que el lunes también fue agredido un cronista del diario El Cordillerano de Bariloche, en una región turística de lagos, montañas y bosques, a 1.630 Km al sudoeste de Buenos Aires.

Máxima Zorreguieta está en su país natal para recibir el año nuevo en compañía de su marido, el príncipe heredero Guillermo Alejandro I, y sus tres hijas, además de su suegra, la reina Beatriz de Holanda. El príncipe y su esposa habían solicitado a la prensa gozar de privacidad durante sus vacaciones en Argentina.

Bartoliche dijo a la agencia Télam que “la princesa concurrió al sanatario San Carlos para que atendieran a su hija menor (Ariadna Guillermina, de ocho meses), afectada aparentemente de un cuadro respiratorio, aunque esto no pudo ser confirmado”. El incidente tampoco fue comentado por alguna fuente oficial o de la realeza.

“Nos empujaron, nos agarraron los bolsos y nos sacaron las cámaras. Yo reaccioné cuando me agarraron y le pegué un ‘sopapo’ (bofetada) a uno de ellos. La princesa ya estaba dentro de un auto y tenía una cara de pánico tremenda. Supongo que era por el accionar de los custodios”, dijo Bartoliche.

La reportera dijo al canal de televisión TN que había imágenes fotográficas y en vídeo del incidente, a cuyo término no se registraron heridos ni detenidos.

You must be logged in to post a comment Login