Nueva ley antiinmigrante en Arizona puede llevar a catástrofe

San Diego.- Una ley que entró el martes en vigor en Arizona pondrá en riesgo de catástrofe a la agricultura estatal, advirtió Paul Muthart, presidente de Pasquinelli Produce y uno de los mayores productores de hortalizas de Estados Unidos.

La ley sancionará con suspensiones temporales a patrones que tengan a indocumentados contratados y con posteriores permisos para operar bajo escrutinio durante años.

Una de las escasas zonas productivas del mayormente desértico estado de Arizona, Yuma, produce por ejemplo el 90 por ciento de la lechuga que se consume en Estados Unidos.

"Los agroindustriales en Yuma realmente lamentamos que Arizona haya aprobado esa ley. Quizás cuando los electores la aprobaron (en referendo) no pensaron en las consecuencias", dijo Muthart a Notimex.

El sector agrícola de Yuma tiene actualmente una escasez de entre 25 mil y 30 mil campesinos para cubrir las cosechas de esta temporada.

Según datos de la Asociación de Agroindustriales del Oeste estadunidense, los productores de Yuma enfrentan pérdidas millonarias desde que a fines de 2004 la Patrulla Fronteriza realizó redadas en campos agrícolas y provocó escasez de campesinos.

Con la nueva ley de sanciones a patrones, dijo, "nadie sabe cuántos trabajadores más vamos a perder ni qué tanto vamos a poder producir con una mayor escasez de mano de obra".

"No creo que vayamos a encontrar ciudadanos estadunidenses anglosajones que quieran hacer este trabajo", sostuvo Muthart.

A escasas horas de que la ley entrara en vigor, los agroindustriales en Yuma sostuvieron una reunión para decidir si se inscribían voluntariamente a un programa estatal que verifica documentos de sus empleados con una base de datos nacional de autoridades de migración.

"Estamos en una situación en la que decimos: ´miren, nosotros tenemos trabajo y está toda toda esa gente que necesita trabajar, para qué aplicar una ley estatal que viola las leyes federales y hacer más grande un problema de escasez de mano de obra´", dijo el agroindustrial.

De acuerdo con empresarios agrícolas, si la ley se mantiene, los agroindustriales tendrán que reducir cosechas, el abastecimiento escaseará y repercutirá en aumento en los precios al consumidor.

"Cuando los consumidores de Arizona sientan el impacto en los bolsillos, entenderán que no era una ley apropiada", dijo Muthart. Los productos de Yuma aumentaron desde el 2004 cuando para conservar mano de obra elevaron salarios de 10 a 15 y hasta 18 dólares por hora.

Una portavoz de la Cámara de Comercio de Arizona, Julie Pace, confirmó por su parte que otros sectores de la economía estatal enfrentarán escasez de empleados similares a la que vive la agricultura de Arizona.

"Desde 2004, cuando se aprobó la Proposición 200 de Arizona, muchos trabajadores de muchas ramas se fueron del estado", sostuvo Pace.

La proposición niega a los migrantes servicios de oficinas públicas y sanciona a los empleados públicos que fallen en reportar migrantes que soliciten servicios.

"Ahora esta ley va a crear una mayor escasez en sectores como el agrícola, de servicios, de construcción; hay muchos patrones que van a tener problemas porque además las personas disponibles no quieren hacer esos trabajos", agregó la vocera.

La ley aprobada en julio pasado entró en vigor sin que por ahora ningún recurso legal pueda detenerla.

Neil Wake, un magistrado federal en Phoenix, rechazó una petición de restricción bajo el argumento de que los demandantes se adelantaban a estimar que la ley dese

You must be logged in to post a comment Login