Tejada expone ambiciosa agenda en Arlington

El nuevo presidente de la Junta de Gobierno del Condado de Arlington, Walter Tejada, el primer latino en ocupar ese puesto, presentó el martes una “agenda para el progreso” que incluye medidas sobre salud, medio ambiente, vivienda y la inclusión de los inmigrantes.

Tejada busca prohibir que se fume en lugares públicos, pedir a los propietarios de apartamentos a que paguen por la reubicación de un inquilino e instar a los restaurantes a eliminar las grasas artificiales en los alimentos.

En la ya tradicional reunión en el primer día de año nuevo de la Junta de Arlington, Tejada indicó que prevé pedir a los conductores a hacer menos uso de los vehículos para ahorrar dinero y reducir la emisión de gases contaminantes en el medio ambiente.

“En Arlington, en vez de buscar la ‘sensación del año’, procuramos que las grandes ideas lleguen al corazón de quiénes somos y a la comunidad que deseamos ser. Las buenas ideas llevan mucho tiempo para ser implementadas”, dijo Tejada.

Sin embargo, el nuevo presidente de la Junta de Arlington enfrenta obstáculos debido a que la legislatura de Virginia limita la autoridad de los gobiernos locales con respecto a asuntos como la prohibición de fumar o el uso de las grasas artificiales.

Pese a los obstáculos, Tejada se muestra positivo para lograr la aprobación de sus iniciativas aunque le tome más tiempo de lo planificado.

Todos los miembros de la Junta de Arlington consideran vital seguir la tradición de mantener la excelencia en las escuelas, servicios públicos confiables, una comunidad segura y una sólida red de seguridad.

El condado de Arlington, donde residen un poco más de 200 mil habitantes, cuenta con una de las menores tasas delictivas en décadas.

También cuenta con los menores índices de desempleo (2 por ciento) en todo Virginia y uno de los impuestos a la propiedad más bajos en el norte de Virginia.

Contrario a lo que hicieron otros condados y municipalidades del área metropolitana de Washington con respecto a los inmigrantes, el gobierno del condado aprobó una iniciativa de apoyo.

“Mientras que otros usaban a los inmigrantes como chivos expiatorios y fomentaban políticas divisivas de exclusión, Arlington se declaró a favor de la justicia y la inclusión. Esto no cambiará en el 2008”, puntualizó Tejada.

Tejada estrechó las manos y conversó con los hispanos, en particular con residentes de los apartamentos Buckinham —en su mayoría bolivianos— que ven con buenos ojos el anuncio que los propietarios cubran los gastos de traslado de los inquilinos.

Algunos inquilinos como el peruano William Silva hasta llevaron carteles de apoyo que decía “¡Viva Walter!”, mientras otra pancarta mostraba el apoyo para “mi presidente”.

“Cualquier funcionario que nos apoye nosotros también lo apoyamos”, dijo el activista peruano Wilfredo Bohórquez.

Tejada dijo que el condado trabajará con sus socios sin fines de lucro para ampliar las oportunidades de solicitar la ciudadanía, patrocinará una asamblea comunitaria en febrero sobre la prevención de la violencia de las pandillas y brindará más asistencia para la enseñanza del inglés.

Además, “le solicitaré a la Junta del Condado que apoye la creación de un grupo de trabajo para explorar las formas en que podemos construir puentes entre las culturas mediante tres ‘Diálogos sobre Diversidad’,” agregó.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login