Batalla política entre gobierno y oposición de Nicaragua va a la calle

MANAGUA (AFP) – El gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) movilizará a sus bases el 10 de enero para protestar contra los diputados que anunciaron que no asistirán ese día al Parlamento, donde el presidente Daniel Ortega presentará el informe anual de su gestión.

El diputado sandinista Gustavo Porras anunció una movilización popular para acompañar a Ortega en la presentación de su informe anual ante la ausencia en el congreso de 52 diputados opositores organizados en el denominado ‘Bloque contra la Dictadura’.

Ortega presentaría su primer informe anual al Congreso el 10 de enero, fecha en que cumple el primero de sus cinco años de mandato.

"Definitivamente hay una decisión del Bloque de no asistir el 10 de enero al informe del Presidente para que haya un vacío total que demuestra el rechazo de la Asamblea Nacional y del pueblo de Nicaragua a la gestión de Daniel Ortega", declaró el secretario del Parlamento Wilfredo Navarro.

Ante el desaire de la oposición Ortega anuncio en la noche del jueves durante un mitin en un barrio de la capital que dará su informe en un acto público en la plaza de la Revolución "para celebrar con alegría el primer aniversario de su gestión al frente del gobierno.

"No habría mucho vacío (en el plenario) si está la población directamente (…) entonces, que el presidente rinda el informe al pueblo", replicó Porras, que también es secretario adjunto del Consejo de Planificación Económica Social (Conpes).

El legislador adelantó que la movilización rechazará también la aprobación de un proyecto de amnistía que impulsa la oposición para perdonar delitos penales a líderes opositores como el ex presidente Arnoldo Alemán.

La oposición no descartó a fines de diciembre convocar a movilizaciones en todo el país que concluyan en una marcha nacional contra el gobierno, en respaldo a sus acciones dentro del Congreso contra lo que llaman "vocación totalitaria" de Ortega.

La pugna gobierno-oposición mantiene semiparalizado al Parlamento desde el último trimestre de 2007, debido a la decisión de Ortega de crear los Consejos de Poder Ciudadano (CPC), proscritos por el Congreso por considerarlos órganos paraestatales de control ciudadano y partidario.

Los diputados del Partido Liberal Constitucionalista (PLC-derecha), Alianza Liberal Nicaragüense (ALN-derecha) y Movimiento de Renovación Sandinista (MRS-izquierda), que integran el ‘Bloque contra la Dictadura’, faltaron a la última sesión legislativa, el 15 de diciembre, a la que sólo asistieron sus 38 pares del FSLN.

Los legisladores amenazaron el miércoles con reasignar fondos a programas sociales que impulsa el gobierno y con la no asignación de fondos para pago de servicios básicos a la presidencia (cuyas oficinas funcionan en la misma sede del partido sandinista), entre otras medidas de presión.

You must be logged in to post a comment Login