Cuba puso en marcha su maquinaria mediática para elecciones parlamentarias

LA HABANA (AFP) – Cuba echó a andar su maquinaria electoral para los comicios del día 20, cuando elegirá 614 diputados al Parlamento, entre ellos el convaleciente líder Fidel Castro, que puede ser proclamado presidente, u otro cargo que le permita retener la brújula de la revolución.

Tras los festejos de fin año, la prensa (bajo control estatal) abrió una profusa campaña en torno a las elecciones, en las que además serán elegidos los delegados a las asambleas de las 14 provincias.

Castro aparece en la nómina a pesar de sus 17 meses alejado del poder por una grave crisis intestinal, de la que según su hermano y sustituto provisional, Raúl, le restan “algunas pequeñas limitaciones físicas”, pero goza de “pleno uso de las facultades mentales”.

Ser elegido diputado le abre a Fidel Castro el camino a la reelección al Consejo de Estado y a ocupar nuevamente su presidencia.

Pero a fines de diciembre sembró dudas y diversas interpretaciones al afirmar en un mensaje a la televisión que “mi deber elemental no es aferrarme a cargos, ni mucho menos obstruir el paso a personas más jóvenes, sino aportar experiencias”, y asegurar que “hay que ser consecuentes hasta el final”.

“Creo que la salud de Fidel no le permitirá el retorno a los dos cargos estatales” (jefe de Estado y de Gobierno), pero el mandato de diputado “le dará además de la función informal de asesoría, un lugar institucional”, dijo el académico alemán, residente en México, Heinz Dieterich a Der Spiegel.

Castro “se mantendrá fuera de la rutina cotidiana, pero seguirá jugando un papel importante en las discusiones y decisiones estratégicas”, añadió.

Sin referirse al líder, la prensa local llama al “voto unido”, sufragio por todos los nominados en una candidatura cerrada, con igual cantidad de propuestos como curules a ocupar.

El voto en Cuba es sobre todo un compromiso político. Las elecciones “deben ser una demostración de la unidad patriótica, una respuesta vigorosa del pueblo” a Estados Unidos, a la vez que “un claro y firme respaldo” al socialismo, dijo al cierre de la sesión parlamentaria anual su presidente, Ricardo Alarcón.

Disidentes y apáticos concurren también a las urnas, aunque no es legalmente obligatorio, pero expresan su descontento mediante el voto en blanco o nulo, que en los comicios municipales de octubre pasado alcanzaron el 3,93% (blanco) y 3,08% (anuladas) de todas las boletas depositadas.

El diario oficial Granma dijo este viernes que la candidatura propuesta es “espejo del pueblo” y “lleva en si el traspaso generacional de las riendas el Estado”, aunque Washington y “sus mercenarios” no lo reconozcan.

Esa “irrebatible prueba de transición democrática” para “perfeccionar el socialismo”, dice Granma, está contenida en el hecho de que sólo el 17,25% de los nominados son de la generación de Castro, que llegó al poder en 1959.

Sin embargo, un cotejo realizado por AFP indicó que el único “histórico” que no fue propuesto nuevamente es Pedro Miret Prieto, de 80 años, miembro del Comité Central del Partido Comunista y vicepresidente de los Consejos de Estado y Ministros.

La Asamblea Nacional (Parlamento) se renovará en un 63,22%, dijo el diario, al indicar además que 285 nominados (46,42%), son concejales (delegados de circunscripción), propuestos en reuniones de vecinos.

“Aunque en el caso de Cuba es muy difícil decir que haya blancos ‘puros'”, dijo Granma, la candidatura de 614 personas cuenta con 118 negros y 101 mestizos, prueba de “equidad y justicia social”.

Un total de 265 nominados son mujeres (42,16%) y el 78% son universitarios, mientras el 20,6% tiene nivel medio superior.

You must be logged in to post a comment Login