Futuro de Medio Oriente depende del triunfo sobre los extremistas: Bush

El presidente George W. Bush dijo que el proceso de paz entre israelíes y palestinos demandará decisiones difíciles, y advirtió que la lucha en Medio Oriente tiene que ver más con una batalla ideológica que armada.

Comentó que frente a este escenario, su administración continuará comprometida en impulsar la democracia y el combate contra los extremistas islámicos, pues a su juicio el futuro de la región depende de esta batalla, como también la seguridad de Estados Unidos.

"Sabemos que las sociedades donde aumentan la tolerancia y la esperanza son menos probables de tornarse fuentes de radicalismo y violencia. Por lo tanto, Estados Unidos mantendrá su compromiso en la región", dijo en su discurso radial de los sábados.

Bush dedicó su tradicional mensaje al Medio Oriente en la víspera de su viaje de siete días por aquella región a partir del próximo martes, que además de Israel lo llevara a Cisjordania, Kuwait, Bahrain, Emiratos Arabes Unidos, Arabia Saudita y Egipto.

El mandatario adelantó que durante sus encuentros con el primer ministro israelí Ehud Olmert y el presidente de la Autoridad Palestina, Madmud Abbas, los alentara a continuar el proceso iniciado en la cumbre de Annápolis Maryland en noviembre pasado.

"Esta es una labor difícil. Exigirá decisiones duras sobre cuestiones complejas. Pero yo me siento optimista en cuanto a las posibilidades", dijo.

Agregó que en sus encuentros por separado con ambos líderes "dejaré en claro que Estados Unidos está comprometido a ayudar a realizar la visión histórica que compartimos, dos estados democráticos, Israel y Palestina, viviendo lado a lado en paz y con seguridad".

Bush aprovechará sus encuentros con los líderes del resto de las naciones que visitará para pedir apoyo a este proceso, contrarrestar las ambiciones nucleares de Irán y fortalecer la cooperación en la lucha contra el terrorismo.

Explicó que su viaje pretende poner de relieve la importancia de que Estados Unidos mantengan un activo papel en la región.

"Los acontecimientos allí tienen un impacto directo sobre nuestras vidas aquí. Como vimos el 11 de septiembre de 2001, los peligros que surgen al otro lado del mundo pueden traer la muerte y la destrucción a nuestras propias calles", apuntó.

Refirió sin mencionarlo el reciente asesinato de la ex primera ministra de Pakistán, Benizar Bhutto como ejemplo de los esfuerzos de sectores extremistas por descarrilar los procesos democráticos en la región.

Advirtió que éstos "buscan nuevas armas y nuevos operativos para poder atacar nuevamente a Estados Unidos, derrocar gobiernos en Medio Oriente e imponer su odiosa visión sobre millones de personas".

"En su esencia, la batalla que se desenvuelve en Medio Oriente es más que un conflicto de armas. Es una lucha ideológica", precisó.

Para el mandatario, la importancia de apoyar a los países de la región en esta lucha radica en el hecho de que "el futuro del Medio Oriente depende del desenlace de esta lucha, y también la seguridad de Estados Unidos".

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login