Comienza proceso de sentencia contra “talibán boricua”

Miami.- Un jurado federal de Miami iniciará este martes el proceso de sentencia al hispano José Padilla, conocido como el "talibán boricua", confinado tres años en una prisión militar y finalmente hallado culpable de apoyar el terrorismo.

Arrestado en mayo de 2002 en Chicago, Illinois, y luego sometido a un riguroso interrogatorio en una base militar en Carolina del Sur, el ex residente de Florida y ciudadano estadunidense podría ser condenado a cadena perpetua.

Sus abogados afirman que Padilla, de 37 años, fue tan maltratado por su propio gobierno durante los tres años que estuvo bajo custodia militar en Carolina del Sur, que merece un castigo menos severo que la prisión de por vida que han pedido los fiscales federales.

Los co-acusados extranjeros de José Padilla, Adham Amin Hassoun y Kifah Wael Jayyousi, fueron hallados culpables el 16 de agosto pasado de confabularse para asesinar, secuestrar y mutilar a personas en el extranjero, y condenados a cadena perpetua.

Otros dos acusados que también fueron encontrados culpables de apoyo material al terrorismo, recibieron penas de hasta 15 años de cárcel.

Los representantes legales de Padilla afirman que por ser estadunidense, debe recibir un castigo menor que el impuesto a los co-acusados extranjeros.

La pieza clave del juicio fue una solicitud que el hispano llenó en 2000 para entrenarse con la red Al Qaeda de Osama Bin Laden, el enemigo número uno de Estados Unidos, hecho que lo relaciona con los otros dos acusados.

Analistas estiman que las audiencias de sentencia podrían durar hasta cuatro días antes de que la jueza Marcia Cooke dicte la pena. La audiencia de sentencia fue reprogramada desde principios de diciembre pasado.

El juicio de Padilla, uno de los primeros procesos contra acusados de terrorismo tras los atentados contra las Torres Gemelas en 2001, es calificado aquí como un triunfo del gobierno del presidente George W. Bush en su lucha antiterrorista.

Padilla fue detenido en Chicago, Illinois, y por más de tres años estuvo recluido en una base militar de Carolina del Sur bajo la denominación de "combatiente enemigo", que le permitió al gobierno tenerlo como sospechoso hasta que fue hallado culpable de terrorismo.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login