Los Reyes Magos llevaron alegría a muchos niños en el Teatro Gala

El Teatro Gala resultó insuficiente para dar cabida a los más de doscientos padres de familia y sus pequeños hijos que el domingo asistieron a esa sala teatral para compartir regalos con los Reyes Magos.

Pero no todos llegaron antes que se cerraran la taquilla y una buena cantidad se regresó a sus hogares porque los boletos gratuitos se acabaron al poco tiempo.

“Llegué tarde y por eso no pude entrar, será hasta el próximo año”, dijo Luis González, quien llegó desde el noreste de Washington con sus dos hijos más pequeños.

Sin embargo, González y sus retoños se entretuvieron frente a un pequeño corral en la acera viendo a un par de llamas, una burra con su cachorro, una cabra y su cabrito así como a un par conejos, algunos de los cuales eran parte de los animales del pesebre en vivo que permaneció durante toda la velada musical y artística.

Durante la actividad destacó la presencia de la comunidad puertorriqueña, donde la fiesta de los Reyes Magos se celebra con gran devoción.

Como reconocimiento a la presencia de los boricuas, la cantante María Isolina interpretó junto con ellos y el resto del público la legendaria canción “En mi viejo San Juan”.

Antes le había dedicado a los cubanos la archiconocida canción “Guantanamera”, que fue coreada y aplaudida por todos los asistentes.

Hubo danza mexicana, boliviana y flamenca y al finalizar hubo intercambio de regalos y enseguida todos degustaron un vaso de chocolate con churros. De esa forma fue celebrada la epifanía para luego esperar la fiesta de la Candelaria en febrero.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login