Se cumplen 22 años de la muerte del escritor mexicano Juan Rulfo.

México.- Considerado el autor más universal de México, por obras como "El llano en llamas" y "Pedro Páramo", el escritor Juan Rulfo, una de las más importantes plumas de la narrativa en lengua española, será recordado este lunes, al cumplirse 22 años de haber fallecido, el 7 de enero de 1986.

Algunas biografías marcan su natalicio el 16 de mayo de 1917, en Apulco, una localidad cercana a San Gabriel, Jalisco, pero debido a que fue registrado en la ciudad de Sayula, otras toman esa entidad como el lugar de su nacimiento.

Bautizado con el nombre de Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno, el futuro autor vivió en San Gabriel, donde en 1923 fue asesinado su padre, Juan Nepomuceno Pérez Rulfo.

A los 10 años fue enviado por su madre, junto con su hermano mayor Severiano, a un internado de la capital del estado de Jalisco para continuar sus estudios en la escuela de las monjas Josefinas, donde incrementó su pasión por la lectura.

En 1936, tras difíciles experiencias, como la muerte de su madre, María Vizcaíno Arias, cinco años antes (1927), Juan Nepomuceno intentó estudiar Derecho e ingresar a la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), sin conseguirlo, aunque acudió a clases como oyente.

Por esas fechas, el también autor de las obras llevadas al cine "El gallo de Oro" y "La fórmula secreta", y quien habría de crear todo un particular estilo de narrar, entró a trabajar a la Secretaría de Gobernación, donde conoció al escritor Efrén Hernández.

Y es a partir de este momento que se sabe de la actividad literaria de Rulfo, que es seguida muy de cerca por Hernández, quien en 1940 la llevó a la revista "Romance", dirigida por Juan Rejano, entre esta algunos fragmentos de su novela "El hijo del desaliento", la cual no publican y de la que sólo se conoce el fragmento que lleva por título "Un pedazo de noche".

En 1943 Rulfo escribió el cuento "La vida no es muy seria en sus cosas", obra que se puede decir marcó el inicio de su producción y que fue publicada dos años más tarde en dicha revista.

Dos años después, en la revista "Pan", de Guadalajara, publicó los cuentos "Nos han dado la tierra" y "Macario", que en fecha posterior se integraron al libro "El llano en llamas".

De acuerdo con una carta que Rulfo envió a su novia, Clara Aparicio, un editor rechazó en 1947 su cuento "Es que somos muy pobres", con el argumento de que estaba muy "subido de color".
. Se cumplen/dos/color".

A su futura esposa también le confesó que intentaba escribir "algo" que se llamaría "Una estrella junto a la luna", la cual posteriormente se convertiría en la novela "Pedro Páramo".

En sus cartas a Clara, Rulfo habló de su actividad como fotógrafo aficionado, lo que lo llevó a visitar muy seguido a los volcanes cercanos a la Ciudad de México e intentar trabajar en la industria cinematográfica.

Un mes antes de cumplir los 31 años, Rulfo se casó con Clara Aparicio, y en ese mismo año, 1948, publicó su cuento "La cuesta de las comadres", del cual semanas antes habían sido leídos algunos fragmentos por radio.

El trabajo fotográfico de Rulfo, a diferencia de su obra literaria publicada, fue amplio, y un ejemplo de ello es la guía "Caminos de México", que fue ilustrada con placas suyas. En fechas posteriores habrían

You must be logged in to post a comment Login