Bolivia: gobierno y regiones avanzan en acuerdo para acabar crisis política

LA PAZ (AFP) – El presidente de Bolivia, Evo Morales, y los nueve prefectos del país -entre ellos cinco férreos opositores- avanzaron en un acuerdo para desactivar una aguda crisis política en una reunión de casi 12 horas entre lunes y martes y que continuará la semana próxima.

“Hemos encontrado un principio de acuerdo en base a seis puntos que volveremos a analizar el próximo lunes en La Paz”, informó el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, al final de la agotadora reunión.

En el encuentro, realizado en el Palacio presidencial, oficialistas y opositores determinaron dejar en manos de equipos técnicos la evaluación detallada de los temas en los que los desacuerdos son mayores, como la nueva Carta Magna propuesta por el oficialismo, el recorte del ingreso de los departamentos y el proceso autonómico que demandan las regiones.

El poderoso ministro Quintana, brazo derecho del mandatario indígena, explicó que se decidió buscar un pacto final que priorice “la unidad nacional, el rol del Estado en la economía, el apoyo al proceso de cambio y la necesidad de seguir profundizando el proceso democrático con el desarrollo de las autonomías”.

De su parte, el prefecto de la próspera Santa Cruz, Rubén Costas, considerado la cabeza visible de la oposición, confirmó que “se comienzan a dar las pautas para un gran acuerdo nacional” y opinó que “en este camino se tiene que avanzar con responsabilidad”.

Sobre el mecanismo para llegar a un acuerdo final, el prefecto opositor de la central Cochabamba, Manfred Reyes, informó que se decidió conformar “una gran comisión para evaluar los temas fundamentales de la nueva Carta Magna y los estatutos autonómicos”.

“Hemos dejado abierta la posibilidad de revisar el proceso constitucional, revisar el recorte (a los departamentos) del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) y las autonomías”, resumió el prefecto de la gasífera Tarija, Mario Cossío.

El entendimiento gobierno-regiones fue recibido con gran alivio por sectores empresariales y con cautela por políticos del oficialismo y la oposición, tras los temores de una mayor polarización por la nueva Constitución de corte estatista e indigenista que abraza el oficialismo y el nacimiento de gobiernos regionales autónomos que impulsan los gobernadores rebeldes.

El presidente de la Confederación de Empresarios, la mayor patronal del país, Roberto Mustafá, consideró al encuentro como un “gran avance” hacia la pacificación del país, mientras que el líder de la poderosa Cámara de Industrias de Santa Cruz, Gabriel Dabdoub, afirmó que los acuerdos “son positivos”.

El presidente de la Cámara de Diputados e influyente dirigente del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), Edmundo Novillo, afirmó que “no debemos anticipar juicios, ni especular, ni hacer conjeturas porque esto entorpecería (los acuerdos) y no debemos hacer eso”.

El senador de la agrupación de derecha Podemos, Oscar Ortiz, opinó que “esperamos que el Presidente Evo Morales y el MAS cambien de actitud en este 2008, que la concertación pueda reemplazar a la imposición y éste sea el inicio de una pacificación de nuestros conflictos”.

En la cita de La Paz participaron los prefectos opositores Rubén Costas (Santa Cruz), Mario Cossío (Tarija), Ernesto Suárez (Beni), Leopoldo Fernández (Pando), Manfred Reyes (Cochabamba) y José Luis Paredes (La Paz), los oficialistas Mario Virreira (Potosí) y Alberto Aguilar (Oruro) y el interino Ariel Iriarte (Chuquisaca), que suple al titular, que escapó a Perú por la violencia política en su región.

El próximo lunes volverán a reunirse para hacer un seguimiento de los avances que se logren en las comisiones gobierno-regiones.

You must be logged in to post a comment Login