Colombia rechaza show de misiones extranjeras para liberación de rehenes

BOGOTA (AFP) – Colombia precisó el martes que aceptará apoyo extranjero para recibir rehenes pero discreto y sin "show", cerrando el debate abierto después que su cancillería rechazó nuevas misiones como la que estuvo tras la frustrada entrega de cautivos al presidente venezolano Hugo Chávez.

"Si quieren hacer gestiones ciertas y eficaces, conocidas por el gobierno, sin montar espectáculos, crear expectativas y darle posicionamiento político a las FARC, y para efectivamente recuperar a los secuestrados, pues eso está bien hecho y bienvenido", dijo a periodista el ministro de Interior, Carlos Holguín.

"Lo que no se quiere es el show", añadió el ministro al precisar una declaración del canciller Fernando Araújo, quien dijo el lunes que el gobierno colombiano no aceptará más comisiones humanitarias como la designada por Chávez a fin de año para recibir a tres rehenes de las FARC y que incluía a delegados de siete países encabezados por el ex presidente argentino Néstor Kirchner.

En ese mismo sentido, el comisionado de paz del gobierno, Luis Carlos Restrepo, aseguró que cualquier ayuda de la comunidad internacional debe partir de "confianza en el gobierno, discreción en la operación y comunicación para realizarla".

La operación se frustró, según las FARC, por operaciones militares en el sureste del país.

Los rebeldes, sin embargo, admitieron el viernes que no liberaron a los secuestrados porque no tenían en su poder a uno de los tres rehenes, el niño Emmanuel, hijo de la dirigente Clara Rojas, quienes serían entregados con la ex congresista Consuelo González a la misión humanitaria.

La declaración de Araújo desató reacciones de rechazo por parte de la comunidad internacional y también críticas en el país.

Una fuente de la cancillería argentina dijo a periodistas que la decisión de Bogotá fue recibida con "sorpresa y asombro" y la calificó de contradictoria.

Por su parte, el delegado ecuatoriano Gustavo Larrea y el asesor presidencial de Brasil, Marco Aurelio García, que compartieron la misión con Kirchner, coincidieron con Argentina, aunque el segundo expresó: "parece que las FARC sí le mintieron al mundo".

En Bogotá, el director de la privada fundación Nuevo Arcoiris, León Valencia, dijo que es difícil impedir la participación extranjera en el caso de los rehenes, "porque las misiones humanitarias se han convertido en un derecho de las víctimas en situaciones difíciles".

Anotó que, además, hay que tener en cuenta "la situación de los países vecinos y las tensiones que hay por el conflicto porque los actores armados están a lo largo de la frontera, especialmente Ecuador y Venezuela".

"Por eso estos países se han arrogado el derecho de hablar e intervenir", agregó.

"Veo que en el futuro estas misiones van a seguir y tendrán que tener el aval del gobierno por la presión internacional, o se harán a ‘motu proprio’ y esto será fuente de litigio muy grande la diplomacia colombiana y negativo para el país", concluyó.

A su turno, el ex comisionado de paz del gobierno del presidente Andrés Pastrana (1998-2002), Camilo Gómez, dijo que "en todo conflicto, en la época reciente, la participación internacional ha sido definitiva".

"Colombia no puede desechar la participación y el apoyo internacional para la solución del conflicto", precisó Gómez

You must be logged in to post a comment Login