Chávez modera su discurso de cara a las elecciones regionales de 2008

CARACAS (AFP) – El presidente venezolano Hugo Chávez comenzó 2008, año de elecciones de gobernadores y alcaldes, con un discurso conciliador orientado a resolver los problemas de los venezolanos, tras su primera derrota electoral en diciembre.

En su primer programa de radio y TV del año, Chávez dijo que es necesario "frenar" la velocidad de su revolución, y llamó a sus partidarios a "poner los pies sobre la tierra" y desistir de presentar por otras vías la reforma socialista de la Constitución, que fue rechazada en el referendo de diciembre.

Previamente había anunciado el cambio de 13 de los 27 ministros y al vicepresidente, poniendo el acento en la búsqueda de la eficiencia, y llamó a aglutinar a los partidos y fuerzas que lo apoyan de cara a las elecciones regionales, previstas para octubre.

La derrota de diciembre fue un impacto para Chávez, que apostaba a la aprobación de la reforma constitucional para reforzar su poder en Venezuela y acelerar la integración con sus aliados latinoamericanos, y tener el marco jurídico para instaurar un regimen socialista.

Esta se sumó a otros reveses de 2007, como el rechazo popular que enfrentó a su decisión de no renovar la concesión a la televisora privada RCTV, que además dio pie al surgimiento de un movimiento estudiantil activo en las calles, y sus dificultades para conformar el Partido Socialista Unido (PSUV), que deseaba como el único del oficialismo,.

Para el analista Luis Vicente León, de la empresa Datanálisis, la reacción agresiva de Chávez tras la derrota electoral de diciembre "provocó una pérdida de conexión popular importante".

En 2007 "Chávez avanzó demasiado, quizás por la prepotencia del poder, y se puso en un serio peligro. La respuesta moderada de este momento es la natural que se hubiera esperado en el momento mismo de la derrota electoral", indicó a la AFP.

Pero León estima que lo que ha hecho Chávez es "un cambio en su estrategia de comunicación, y no necesariamente en su búsqueda. No está corrigiendo su propuesta de acción, sino su comunicación. El habla de desaceleración, pero no de cambio de rumbo".

El sociólogo Ignacio Avalos, por su parte, considera que Chávez decidió "un repliegue táctico, pero sigue con la misma estrategia".

"No veo al presidente abandonando sus ideas fundamentales. El es un revolucionario y le parece que las cosas que están en juego son demasiado importantes como para dejarlas de lado", dijo Avalos a la AFP.

"La derrota del referendo lo debilitó. Hay incluso un impacto sicológico, el Chávez infalible e invencible desapareció", indicó.

Con nueve años en el poder, Chávez enfrenta este año elecciones de gobernadores y alcaldes en las cuales según Luis Vicente León "hay puestos clave de poder que tiene que cuidar", como la alcaldía metropolitana de Caracas o la gobernación del estado Miranda, asiento de parte de la capital.

Un asesor de Chávez, el general Alberto Muller Rojas, declaró que sería "una catástrofe para la revolución" perder las gobernaciones de Miranda, Carabobo y el Distrito Federal de Caracas.

De las 22 gobernaciones de Venezuela, sólo dos, Zulia y Nueva Esparta, están actualmente en manos de opositores, mientras que otras dos, Sucre y Aragua, están en manos de disidentes del chavismo.

"En estas elecciones la perspectiva de la oposición es de ganancia, porque prácticamente no tiene nada, y el chavismo sin

You must be logged in to post a comment Login