Empresario Barahona se lanzaría a la política si el pueblo se lo pide

El empresario José Ramón Barahona dijo que aceptaría la candidatura a la presidencia de El Salvador en los comicios de marzo de 2009 solamente si el pueblo se lo pide y si lo respalda una coalición de organizaciones políticas.

“No estoy buscando posiciones, pero si el pueblo me lo pide y si la jerarquía quiere, está bien, yo estoy aquí en un cien por ciento”, sostuvo Barahona en una entrevista reciente con MetroLatinoUSA en su oficina en Herndon, Virginia.

Barahona presentó recientemente un libro sobre su vida titulado “El sueño posible” en una ceremonia en el Club Nacional de Prensa que contó con la participación del presidente salvadoreño Elías Antonio Saca González.

En el libro, escrito por el reconocido periodista Marvin Galeas, relata los obstáculos que enfrentó Barahona para alcanzar el triunfo, como la muerte de su padre a temprana edad, la pobreza o las deportaciones como inmigrante indocumentado.

El empresario originario de Chalatenango y dueño de la franquicia de "Pollo Campero” en en el área de Washington , se definió como “un hombre muy ocupado” y señaló que las elecciones no se pueden ganar “repartiendo dulces como en el tiempo de la corona española”.

Por esa razón defendió su filosofía humanista para “el mundo capitalista en que vivimos” que la puede demostrar con numerosas obras benéficas así como en la seguridad que puede ofrecer a su país para responder a sus numerosas necesidades.

El área metropolitana de Washington, que tiene la población más grande de salvadoreños en el país después de Los Angeles, vive desde temprano el clima electoral del país centroamericano tras la visita en diciembre por parte del candidato del FMLN, Mauricio Funes.

Barahona se pronunció sobre la presencia de tropas salvadoreñas en Irak, al indicar que respeta la democracia en todos los países y que le gustaría que los salvadoreños tuvieran el mismo equipo con el que cuentan los estadounidenses.

Sobre un posible retiro, afirmó que esa decisión depende de lo que solicite el gobierno de Irak de acuerdo con sus necesidades.

Con respecto al voto de los salvadoreños en el exterior, señaló que “ya no nos pueden ignorar a los salvadoreños que hemos salido del país. Podemos ser humildes pero no tontos. Negarnos el voto es privarnos de nuestra identidad”, puntualizó.

Barahona indicó con referencia a la dolarización en su país que las autoridades no la controlaron con salarios equitativos mínimos para cubrir la canasta básica. “No se puede culpar a la moneda sino a los líderes que no hicieron el trabajo, no hicieron su homework (tarea) para regular”, dijo.

Como ciudadano estadounidense, el empresario salvadoreño no ocultó su tendencia política con miras a las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos. “Soy republicano pero con amor a mi pueblo”, dijo sin revelar a ninguno de sus favoritos.

Sobre la oposición de varios aspirantes presidenciales republicanos a una reforma migratoria integral, Barahona afirmó que ha mandado numerosas cartas tanto republicanos como a los demócratas pidiéndoles no corten la mano de obra tan necesaria para la economía.

Barahona es discreto cuando se le pregunta acerca de las aspiraciones presidenciales del embajador de El Salvador en Washington, René León, al reconocer que es su amigo y que sería “una buena alternativa” para su país.

El empresario concedió anter

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login