Gobierno retoma campaña por su Constitución y reaviva tensión en Bolivia

LA PAZ (AFP) – Menos de 24 horas después de comprometerse a estudiar las quejas que las regiones tienen sobre la Constitución de corte estatista, el gobierno de Bolivia reinició una campaña en favor de este texto, lo que desató la crítica de la oposición y reavivó la tensión política.

El vicepresidente Alvaro García Linera encabezó una delegación que el martes explicó en la ciudad de Santa Cruz (este) -bastión de la oposición política, civil y empresarial al presidente Evo Morales- la Constitución que el gobierno quiere hacer aprobar en un referendo que por ahora no tiene fecha.

La visita de García Linera -quien fue recibido con insultos- recibió de inmediato las críticas de las regiones opositores, cuyos gobernadores se reunieron durante casi 12 horas entre lunes y martes con Morales para discutir varios puntos de desacuerdo, entre ellos precisamente la Constitución.

Esta fue aprobada en diciembre pasado fuera de su sede habitual, sin debate y con la sola presencia de asambleístas oficialistas por lo que tanto la derecha política como las regiones la consideran ilegítima.

El líder civil del pujante departamento de Santa Cruz, Branko Marinkovic, expresó su desconfianza por el hecho que el gobierno acuerda discutir sobre la Constitución pero al tiempo la empieza a promover, mientras que el secretario de Autonomías de Santa Cruz, Carlos Dabdoub, acusó al poder Ejecutivo de manejar un “doble discurso”.

El senador de la agrupación de derecha Podemos, Oscar Ortiz, opinó que “el gobierno nacional debe dar muestras fehacientes de que está comprometido realmente con el diálogo y con la búsqueda de soluciones”.

El vocero del gobierno, Alex Contreras, respondió que se decidió retomar la campaña de promoción de la nueva Carta Magna “porque no hay ningún compromiso de no hacerlo”, un día después de que el presidente Morales acordó con los nueve prefectos, entre ellos cinco fieros opositores, discutir temas que causan división política.

Sin inmutarse de los reclamos opositores, otra comitiva del oficialismo, encabezada por la presidenta de la Asamblea Constituyente, la quechua Silvia Lazarte, se trasladó este miércoles a la ciudad de Tarija, gobernada por el prefecto opositor de derecha Mario Cossío, con el mismo objetivo de explicar las bondades de la nueva ley fundamental.

El vocero Contreras anunció que llevarán la campaña de difusión a todo el país, pese a que la norma es resistida por las regiones de Santa Cruz, Beni, Pando, Cochabamba, Chuquisaca y Tarija, que concentran el 80% del Producto Interno Bruto de Bolivia.

Frente al nuevo clima de tensión, el prefecto opositor de La Paz, José Luis Paredes, anunció que enviará “una carta al presidente Morales para pedirle que suspenda la difusión de su proyecto constitucional hasta que el tema se resuelva en el diálogo” gobierno-prefectos que continuará el lunes.

El diálogo entre gobierno y prefectos busca poner fin a las posiciones irreconciliables de las partes.

El gobierno insiste en su Constitución, mientras que cuatro departamentos opositores quieren dotarse de un estatuto autonomista, que el gobierno considera más bien secesionista. Los departamentos también solicitan que se revierta una ley de noviembre pasado que les quita recursos.

You must be logged in to post a comment Login