Los Angeles que no pudieron volar

Por Roxana E. Guevara

La Banda Nuestros Ángeles de El Salvador que orgullosamente nos representó en el Desfile de las Rosas [el 1 de enero en Pasadena, California) se vio en la penosa necesidad de hacer el viaje a Los Ángeles por tierra. Es de sobra conocido los peligros que representó para más de 200 jóvenes menores de edad atravesar Guatemala y México por los altos indices de delincuencia. Pero no es ese el punto.

Miles de salvadoreños nos hemos preguntado cómo es posible que una compañia tan grande y poderosa económicamente como la aerolínea Taca, que se jacta de ser salvadoreña y que en los ultimos años ha crecido tanto —porque la hemos hecho millonaria gracias a la gran cantidad de salvadoreños que volamos con ellos— no hayan podido darles las facilidades para que viajaran estos jóvenes en vuelo de ida.

Los organizadores del viaje no estaban pidiendo boletos gratis solamente ayuda en precios mas accesibles. Taca como aerolínea líder se hubiera ofrecido para ayudar a los muchachos, pero ahora la imagen de esa compañía ha caído por los suelos. A pesar de las dificultades que enfrentó el grupo de muchachos con gran orgullo todos los salvadoreños dispersos por el mundo vimos como nuestra banda nos representó dignamente en el Desfile de las Rosas.

Representar al país no tiene precio y todos los salvadoreños nos sentimos orgullosos de nuestra banda, más no de la aerolínea que debió transportarla.

* * *

Roxana E. Guevara es organizadora de la American Federation of State, County, & Municipal Employees Organizer.

You must be logged in to post a comment Login