Gobierno y regiones rebeldes enfrentadas por Constitución y autonomías

LA PAZ (AFP) – El gobierno boliviano y cuatro regiones rebeldes, que habían dado señales de avanzar en un diálogo para conjurar una severa crisis que vive el país, volvieron a enfrentarse y mostraron que sus diferencias en torno a la Constitución indigenista y los estatutos autonómicos siguen intactas.

La administración del presidente Evo Morales se encuentra en una campaña interna e internacional para promocionar la nueva Carta Magna, aprobada por el oficialismo en la Asamblea Constituyente sin debate ni acuerdos con la oposición, mientras los cívicos de la poderosa región de Santa Cruz preparan similares acciones por sus estatutos para formar gobiernos autónomos.

Estas campañas se producen pese a los acuerdos a los que se llegó la madrugada del martes pasado entre el mandatario indígena y nueve prefectos -entre ellos seis opositores- para discutir los temas que dividen al país, entre los que figuran la nueva Constitución y los estatutos autonómicos.

En ese diálogo el gobierno y sus contradictores acordaron establecer mesas de trabajo para discutir esos dos temas pero de manera sorpresiva el vicepresidente boliviano, Alvaro García Linera, viajó a Santa Cruz el mismo martes para hacer campaña en favor de la cuestionada Constitución.

Esto fue considerado por la oposición como un “doble discurso” del gobierno y una falta a las reglas del juego.

El influyente senador del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), Gastón Cornejo, respondió “por supuesto” cuando fue consultado este jueves por la prensa si el gobierno continuaría con su campaña de difusión.

El oficialismo trabaja en la explicación de la nueva ley, de cara al referendo que en los próximos 60 a 180 días debe aprobar la nueva Constitución del país.

Igualmente el gobierno boliviano inició una campaña internacional, y para tal fin el canciller aymara David Choquehuanca viajó a varios países de Europa.

El ministro ha pasado esta semana por Berlín, Londres, París y Bruselas para explicar a políticos y organizaciones sociales cuál es el espíritu de la Constitución, dijo a la AFP su vocera de prensa, Consuelo Ponce.

Choquehuanca -que luego irá por La Haya y Madrid- aseguró que la nueva Carta Magna “busca la democracia participativa, entregando poder de decisión al pueblo”, según informó la agencia estatal de noticias ABI.

El miércoles el presidente Morales abrió la posibilidad de reformar el texto de la nueva Constitución -una demanda de las regiones que hasta ahora era rechazada por el gobierno- aunque aclaró que los estatutos autonómicos aprobados en los departamentos rebeldes deben adecuarse a la Carta Magna y no al revés.

“Tengo muchas ganas, mucho deseo de juntar la nueva Constitución Política del Estado y esas propuestas de estatutos autonómicos, es el gran deseo que tengo”, afirmó Morales.

Sin embargo, el poderoso dirigente civil y empresarial de Santa Cruz, Branko Marinkovic, respondió en conferencia de prensa que “no pueden ser compatibles” los estatutos de su departamento con la nueva Constitución, porque ésta “ha sido hecha al margen de la ley y al margen del consenso”.

El comité cívico opositor recorrerá durante los próximos siete días poblaciones de su vasto y rico territorio agroindustrial, al este de Bolivia, para explicar sus estatutos que buscan descentralizar el poder y otorgar más capacidad decisoria a las regiones, conformando poderes locales similares al Ejecutivo y Legislativo.

Mientras La Paz y los departamentos, principalmente Santa Cruz, parecen mostrar posiciones irreconciliables, los diputados oficialista César Navarro (MAS) y opositor Arturo Murillo pidieron detener las campañas para no afectar un acuerdo futuro, que el país exige.

You must be logged in to post a comment Login