Chile pide a Perú prudencia a pocos días de concretarse demanda ante La Haya

SANTIAGO (AFP) – Chile pidió a Perú “prudencia y sobriedad” en el tratamiento de un litigio fronterizo que ambos países enfrentarán en la Corte de La Haya, en vísperas de que Lima formalice su demanda ante ese tribunal internacional y en momentos en que los ánimos parecen caldearse.

El canciller chileno, Alejandro Foxley, reaccionando a una acusación de espionaje que lanzó la víspera en Lima el ex ministro peruano Carlos Ferrero, dijo que Chile no va a caer en esa “trampa” y reafirmó que el país no cederá “un milímetro” en lo que ha sido su postura histórica de que no hay límites pendientes entre ambos países.

“Espero que esto Perú lo maneje con prudencia, con sentido de sobriedad”, dijo este viernes el ministro a la Radio Cooperativa de Santiago.

“Van a surgir voces en Perú que tienden a exacerbar las cosas, que toman el sentido de un nacionalismo un poco añejo y que empiezan a decir y hacer todo este tipo de elucubraciones que no tienen ninguna base”, criticó.

En Lima Ferrero, presidente del Consejo de Ministros durante el mandato de Alejandro Toledo (2001-06), afirmó que Santiago intercepta llamadas y correos electrónicos para “conocer cosas que no deben”.

“Nosotros no vamos a caer en la trampa de entrar en el mismo juego”, respondió Foxley.

Foxley indicó igualmente que “va a haber una discusión jurídica respecto a si esa corte es competente o no para este caso”. “No vamos a ceder un milímetro en lo que ha sido una posición de Chile ya por más de 50 años”, afirmó Foxley.

La declaración del canciller chileno generó repercusión inmediata en Perú.

“El canciller Alejandro Foxley declara que la demanda peruana es inaceptable y que espera que Perú sea prudente. Me parece un poquito imprudente esa declaración”, respondió en Lima, Manuel Rodríguez Cuadros, ex canciller del presidente Toledo.

“¿Cómo el canciller Foxley, que es la contraparte, tiene la autoconfianza para recomendar prudencia a la parte que va a demandar?”, se preguntó.

Rodríguez Cuadros también señaló que la demanda peruana debe contener los tres desacuerdos limítrofes ligados a la controversia marítima.

“La controversia marítima con Chile tiene tres componentes: un diferendo limítrofe en un espacio de 67.000 km2, otro desacuerdo sobre un área de 28.000 km2 en altamar donde Chile ejerce su mar presencial y un desacuerdo sobre el punto de inicio de la frontera terrestre”, dijo a la radio limeña RPP.

¨Pienso que es indispensable que la definición de la controversia que contenga la demanda peruana fije claramente estos tres niveles de desacuerdo”, agregó.

El jueves Chile anunció la creación de un consejo asesor de seis ex cancilleres -dos de la dictadura militar de Augusto Pinochet y cuatro de gobiernos de centro izquierda-, en la primera acción pública del gobierno de la presidenta Michelle Bachelet frente a la demanda peruana.

El próximo lunes la presidenta recibirá a representantes de los partidos políticos chilenos para dar una señal de “profunda unidad” ante el reclamo limítrofe, dijo Foxley.

Chile no ha anunciado al equipo que lo representará en La Haya y sólo se conoce que el trabajo será coordinado desde Santiago por el vicecanciller Alberto van Klaveren.

Lima designó en diciembre al ex canciller y ex ministro de Defensa Alan Wagner a la cabeza de un grupo de 11 expertos encargados de la presentación que debería concretarse en enero.

Perú considera que su frontera marítima con Chile en el Océano Pacífico no está delimitada, lo que Santiago rechaza.

Chile estima que los límites marítimos quedaron fijados en acuerdos suscritos en 1952 y 1954 pero Perú considera que esas normas son regulatorias de la actividad pesquera y no pueden ser consideradas tratados limítrofes.

You must be logged in to post a comment Login