Contaminación de termoeléctricas en El Salvador

Por Arely Muñoz
Notimex

San Salvador.- Las comunidades del departamento La Unión, en el oriente salvadoreño, se sienten amenazadas y luchan por evitar la instalación de dos plantas termoeléctricas debido a las consecuencias graves que traerá a la salud y al cambio climático.

Las plantas que empresas transnacionales quieren instalar son de gas natural y otra de carbón y aunque ambas son dañinas para el ambiente por su alta contaminación, la segunda preocupa mucho más a los habitantes de la zona y a ecologistas entrevistados por Notimex.

Las dos plantas buscan ser instaladas cerca de las faldas del volcán Conchagua, departamento de la Unión a unos 125 kilómetros de la capital, y por ello los unionenses realizan constante marchas y medidas callejeras para impedir esas acciones.

En el caso de la planta termoeléctrica de gas natural para producir energía eléctrica, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) ya dio el permiso a la empresa Cutuco Energy y los trabajos podrían comenzar este año.

Respeto a la planta de carbón, la cartera de Estado aún no ha avalado la solicitud de la empresa transnacional AEA-Fonseca, que controla todas las distribuidoras de la energía eléctrica del país.

Para César Benedeto Sánchez, coordinador de "Comunidades solidarias", organización que lucha por evitar la construcción de las plantas termoeléctricas, el temor de los habitantes es muy grande porque el carbón es un material altamente tóxico.

Según Benedeto Sánchez, quien también es dirigente de los pescadores artesanales de La Unión, en varios países del mundo están negando los permisos para construir este tipo de plantas de carbón cuyos costos son baratos, pero los niveles de contaminación afectan el ambiente.

"El polvillo que genera este material es dañino para la respiración del ser humano", afirmó el pescador.

Explicó que lo que sucederá con ambas plantas es que lanzarán el agua caliente al mar del Puerto de Cutuco de La Unión, lo cual ocasionará que la larva o el huevo del camarón salga afectado y termine tanto con la fauna como con la flora de la zona.

A juicio de Benedeto Sánchez, la situación se complicaría porque a la instalación de ambas plantas habría que agregar la deforestación que han hecho de unas 25 hectáreas con la reconstrucción que se hace en el Puerto.

"Están deteriorando lo que es la parte alta del cerro Conchagua. Tanto la depredación de flora y fauna y la deforestación donde se construye el Puerto Cutuco", sin que a las autoridades locales respeten los tratados internacionales en esta materia, apuntó.

"A esto hay que agregar la contaminación que va a tener el aire. Se ha generado lo que es el achicamiento del espacio de la pesca para los pescadores, la descarga de vapor del agua que se va a tirar al mar, la tala de árboles, la deforestación", subrayó.

El ambientalista afirmó que el país ha irrespetado la Constitución, las leyes secundarias del ambiente, el código penal, municipal, la convención de Viena para la Protección de la Capa de Ozono, el tratado de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, entre otros.

Recordó que un documento sobre el corredor biológico mesoamericano establece la región del Puerto de Cutuco como una zona protegida.

Lamentó que ni el Legislativo, donde desde 2007 han presentado piezas de correspondencia para evitar las instalaciones de esas plant

You must be logged in to post a comment Login