Homenaje a Pedro Joaquín Chamorro a 30 años de su asesinato

Managua.- Nicaragua rindió homenaje al periodista mártir Pedro Joaquín Chamorro, ex director y fundador del diario La Prensa quien fue asesinado hace 30 años por sicarios de la dictadura de Anastasio Somoza en una calle de Managua.

La muerte violenta de Chamorro, un férreo opositor a la dictadura somocista, desencadenó una insurrección popular que un año después derrocó al último miembro de la familia Somoza, que gobernó este país durante más de cuatro décadas.

La ex presidenta Violeta Barrios de Chamorro recogió el legado histórico de su marido y conquistó el poder en 1990 después de una sorprendente derrota en las urnas al gobierno revolucionario del Frente Sandinista de Liberación Nacional (1979-1990).

El 10 de enero se estableció como el día para que Chamorro asumiera la jefatura del Ejecutivo y desde entonces la fecha marca el principio de cada año de los presidentes y el periodo ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral).

Este jueves, Barrios de Chamorro y sus hijos, Pedro Joaquín, Claudia, Cristiana y Carlos Fernando realizaron un homenaje en el Cementerio General de Managua, donde acudió una importante cantidad de público.

En el acto, los hijos del comunicador leyeron una declaración de principios de la libertad de expresión.

Retirada de las actividades política, Barrios de Chamorro (1990-1997) es reconocida como quién, con un modo muy particular de gobernar, apoyó la reinstauración de la democracia en Nicaragua y propició una transición política pacífica.

Desde la Fundación Chamorro, fomenta la profesionalización del periodismo y defiende las libertades públicas.

Esa organización anunció que recopilará todos los escritos de Pedro Joaquín en defensa de la libertad de expresión en un libro que publicará el próximo 1 de marzo, cuando se celebra el Día Nacional del Periodista en Nicaragua.

Chamorro fue asesinado de varios balazos cuando se dirigía hacia su trabajo en horas de la mañana del 10 de enero de 1979. El dictador Anastasio Somoza nunca imaginó que el hecho fuera a marcar el inicio del fin de su régimen.

Al conocerse la noticia, una multitudinaria masa humana recorrió con indignación las calles de Managua y acompañó el cuerpo sin vida del periodista.

Su muerte desencadenó una insurrección espontánea que el entonces guerrillero Frente Sandinista de Liberación Nacional aprovechó para liderar el derrocamiento de la dictadura el 19 de julio de 1978.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login